Contenido del artículo

La salvia es una planta muy antigua que se ha cultivado principalmente por sus fines medicinales, pero también por ser ornamental. Si deseas saber cómo plantar salvia en tu jardín, en Garden Center Ejea te lo contamos.

Te recomendamos leer: Cómo reproducir hierbas aromáticas por esquejes

Clima

Esta planta tan apreciada tiene cierta preferencia por el clima subtropical. Siendo así, su cultivo es adecuado en temperaturas que van desde los 3 °C a los 29 °C. La salvia se desarrolla mucho mejor en una temperatura amena, pero es importante que reciba luz solar directa por algunas horas de diarias.

Suelo

El suelo para el cultivo de la salvia debe ser bien drenado, liviano, fértil y rico en nitrógeno. La planta es tolerante en cuanto al tipo de suelo y pH, pero que no retenga mucha agua, dado que puede llegar a perjudicar su crecimiento.

Riego

El riego debe llevarse a cabo solo para mantener el suelo húmedo. Como bien sabemos, el exceso de agua es perjudicial para las plantas, principalmente en regiones de baja temperatura.

Plantación

Puedes plantar la salvia en maceta o directamente en el suelo. En caso de que decidas germinar las semillas en semillero, trasplántalas cuándo las plántulas estuvieran lo suficientemente grandes como para ser manipuladas sin que eso les ocasione daños. Si decides plantar la salvia en macetas, es importante que sepas que puede llegar a sobrevivir en macetas pequeñas, pero para un desenvolvimiento pleno de la planta las macetas de tamaño grande son la mejor opción.

Observa siempre que no haya plantas invasoras alrededor de la salvia, ya que estas pueden robarle nutrientes y recursos. En caso de que las encuentres no dudes en eliminarlas.

Es importante que las plantas sean sustituidas después de 3 a 5 años para mantener una buena calidad y productividad. Luego de ese periodo ellas se tornarán leñosas.

Cosecha

La cosecha de las hojas de la salvia debe llevarse a cabo cuando las plantas se estuvieran bien desarrolladas. En el primer año de cultivo, debe llevarse a cabo una cosecha leve. Ya en los próximos años podrás conseguir dos grandes cosechas por año.

La cosecha puede ser realizada entre los 90 a los 120 días después de la plantación y para el uso doméstico. Las hojas pueden y generalmente son utilizadas frescas, pero hay quienes las utilizan secas. Para el proceso de secado es necesario un lugar fresco y bien ventilado. Nunca expongas a las hojas de la salvia a la luz solar directa.

Si te ha gustado saber cómo cultivar la salvia, en nuestra tienda de Garden Center Ejea podrás semillas de salvia para montar una huerta en casa.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta