Mantenimiento tejado jardín

Cómo realizar el mantenimiento del tejado del jardín

Mantenimiento tejado jardín

El tejado, importante en las cualquier casa, también es una de las partes importantes del jardín y muchas veces nos olvidamos de él hasta que empieza ocasionar problemas como roturas de teja, hierbas y filtraciones.

El buen mantenimiento del tejado es fundamental para evitar gastar demasiado en repararlo por su mal estado.

El tejado es parte del jardín que está más expuesto a las condiciones meteorológicas adversas como calor, frío, lluvia, viento, granizo, nieve. Así que habría que aprender a realizar el mantenimiento del tejado del jardín.

Tareas de limpieza para rehabilitar el tejadillo

A menudo sucede que el tejado pasa mucho tiempo sin recibir la atención necesaria. Lo idóneo es realizar revisiones periódicas para asegurar que no se haya producido un daño y, en caso de que estos existan, poder repararlos a la brevedad. Así que considera estos puntos antes que sea demasiado tarde.

Retirar las hierbas. No limpiar el tejado en mucho tiempo, seguramente habrá un montón de hierba en el tejado. El jardín está creciendo en la superficie y no solo tiene un efecto feo y antiestético, sino que además está destrozando el tejado poco a poco sin que te des cuenta.

Las raíces de estas hierbas penetran en los poros de las tejas creando microfisuras que puedan llegar a romper las tejas e incluso la hierba en sus raíces guarda la humedad. Estos problemas llevan a que aparezca humedad por filtración. Así que uno de los primeros pasos, es retirar todas estas hierbas con la ayuda de una espátula o cepillo.

Tejado-hierba

Limpiar las manchas de moho. Las manchas de moho se producen cuando las esporas enraízan en los poros de una superficie como cemento, piedra, teja, etcétera. Para eliminarlas habrá que utilizar productos de limpieza específicos como antiverdín y fungicidas para que maten de raíz el verde y el moho.

El detergente de antihumedad es un limpiador eficaz. Es un producto muy concentrado, por lo que habría que mezclar con agua. Una vez hecha la mezcla, aplicarlo con una sulfatadora o pulverizador a baja presión sobre el tejado. Frotar con un cepillo para poder eliminar las manchas de moho, verdín y restos de hierbas. Usar una hidrolavadora a baja presión, ya que de esta forma tendremos mejores resultados con poco esfuerzo.

Proteger e impermeabilizar el tejado. Una vez que tenemos el tejado limpio de hierbas, moho y verdín, es momento de protegerlo para que no vuelva a salir y reparar todo el daño que ha hecho en el tejado del jardín. Para proteger el tejado existen dos opciones:

Tejado-moho
  • Pintura para tejados. Es una pintura impermeabilizante para tejados. Una vez limpio el tejado penetra a profundidad los poros de las tejas impermeabilizando e impidiendo que penetre la suciedad. Incluso por su efecto impide que las esporas de las hierbas, moho y algas puedan arraigar y vuelva a aparecer. La aplicación de la pintura impermeabilizante es muy fácil, ya que se puede utilizar un rodillo, brocha o pistola de aire de baja presión. Aplicar sobre cualquier tejado sea cual sea su textura teja, hormigón, pizarra. Además, tiene una amplia gama de colores.
  • Hidrófugo coloreado para tejados. Esto impide las filtraciones de agua a través del tejado a la vez que evita que se deterioren las tejas por culpa de la humedad. Este hidrófugo para tejados tiene propiedades fungicidas que impiden que las hierbas y el verde vuelva a brotar en la superficie del tejado. Se adapta cualquier tipo de tejado, ya sea fibrocemento, teja, hormigón o pizarra y penetra en los poros de los materiales. Además, se puede colorear, por lo que el tejado mantendrá una apariencia original. El hidrófugo para tejados aporta propiedades autoavables al tejado. Es decir, que cada vez que llueve el tejado quedará limpio de toda suciedad que se haya depositado e impide que se arraiguen las esporas de hierbas y moho sobre las tejas. 

Claves para un mantenimiento correcto de las cubiertas

El mantenimiento de un tejado debe realizarse como mínimo una vez al año, de preferencia durante la temporada estival con el fin de garantizar el buen tiempo meteorológico durante su mantenimiento. Evaluar después del invierno y tener tiempo para realizar reparaciones antes de la nueva temporada invernal. Salvo condiciones específicas, los puntos generales que se deben contemplar para la conservación de un tejado son: 

Limpieza-tejado-jardín
  • Comprobación de la estanqueidad en los elementos de desagüe.
  • Comprobación de los remates de elementos, chimeneas y ventanas.
  • Comprobación de la existencia de humedad en el interior de la edificación.
  • Comprobación y recolección con elementos reinantes como la grava.
  • Evaluación de la integridad del conjunto de la cubierta y comprobación de la ausencia de lesiones o erosiones.
  • Limpieza de la cubierta y elementos de desagüe.

Es importante quitar todas las hojas caídas de los árboles que se acumulen en los canalones de desagüe, sobre todo en otoño y principios del invierno. En estas épocas, las hojas pueden bloquear los conductos y generar que el agua se estanque, convirtiéndose en un foco de insectos, bacterias y otros agentes que puedan actuar de forma negativa sobre el techo.

Así que no eches en saco roto y aprende a realizar el mantenimiento del tejado del jardín para que luzca bien cuidado. Asimismo, no está de más saber el mantenimiento de las pérgolas de madera para proteger mobiliarios y estructuras de las áreas verdes.

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos relacionados