Secar-la-leña-invierno-

La leña recién cortada tiene al menos un 60% de humedad, lo que la hace inservible para el uso en estufas, chimeneas o calefacciones. Así que es necesario que la madera tenga al menos 20% de humedad para que pueda tener un buen rendimiento, además se recomienda almacenarla en leñeros.

Para poder obtener una leña de calidad para el frío, es importante una planificación adecuada con los elementos correctos para poder llevar este largo proceso. Por eso vayamos a conocer cómo secar la leña para el invierno.

Paso a paso para secar la leña 

Antes de secarla, conoce las propiedades de la madera. La duración del proceso de secado depende de la misma.

Guardar-leña-seca

Por lo regular, los pinos y otras maderas blandas requieren de 5 a 12 meses para secarse, mientras que las maderas duras como el roble tardan 1 a 2 años. Pero como regla general tiene sus excepciones, por ello habría que conocer el tipo de árbol y su contenido de agua.

En zonas con poca lluvia, almacenar al aire libre también es una opción viable. La lluvia reemplaza a la savia, ya que el agua se vapora más rápido en el calor y la leña seca más rápido.

Talar y apilar la madera. A menos que quieras talar árboles de hoja caduca cuando su savia es más baja en el invierno, habría que talar y secar la madera durante el verano para aprovechar el clima cálido.

Leña-seca

Cortar la madera para su almacenamiento. Es mejor hacer trozos de no más de 20 cm de diámetro y 45 cm de largo para una pila de leña adecuada, ya que entra mejor a estufas o chimeneas pequeñas.

Almacenar la madera al exterior y no almacenar en el interior. Si hay termitas no es grato que estén en casa.

Apilar la madera de modo que no se asiente sobre el suelo o contra una pared. Si no dispones de un almacén para leña, corta dos retoños para usarlo como base y evitar que la leña se tope en el suelo.

Si no tienes o no quieres construir soportes para los laterales, puedes juntar los extremos girando la dirección de la madera a 90° en cada capa, de esta forma las pilas se sostendrán por sí mismas.

Conservar-leña-seca

Dejar espacio entre la pila y la pared para una buena circulación de aire. La circulación de aire es parte esencial del proceso de secado para poder garantizar que la madera seque. Lo ideal es tener una buena barrera contra la humedad como una lona debajo de la madera y separar la del suelo para permitir un flujo de aire.

Asegura cubrir la parte superior de la madera para dejar que la lluvia se deslice sin mojar la madera. Pero habría que mantener destapados los extremos de la pila para la circulación y el escape de la humedad.

La corteza sirve como una tapa para la madera, la cual brinda protección natural. En caso de leña partida, apilar la madera con la corteza en el fondo para que seque con más rapidez. Si vas a almacenar la madera sin taparla, apilar con la corteza por encima para evitar que la lluvia penetre en ella.

Secar-la-leña

Revisar la sequedad de la madera. Ya sea que uses un medidor de humedad para madera, o bien, otra alternativa es hacer unas simples pruebas:

  • Toma dos trozos de leña que creas que están secos y chocan entre sí. Si el ruido que genera es más resonante que sordo, lo más probable es que la línea esté seca.
  • También puedes revisar si hay grietas radiales en los extremos de la leña, lo cual indica sequedad.
  • Quema un trozo en fuego ardiente. Si 3 de sus lados empiezan a encender después 15 minutos, la leña estará seca.

Consejos para la sequedad de la madera

La idea de que es peligroso quemar la leña es una leyenda antigua. Si lo secas de manera adecuada no generará más creosota.

  • Coloca la madera donde reciba más sol durante todo el día
  • No almacenar la leña a menos de 6 m de distancia de la casa. Incluso puedes preparar el suelo como un protector contra termitas y tratarlos regularmente para evitar que estos animales así como las hormigas carpinteras construyan un lugar en tu pila de madera.

Ahora que conoces todo el proceso de secado de leña para el invierno, no dejes de intentarlo y pasar esta enseñanza de generación en generación para que puedas estar cálido en esos días en que la temperatura está a tope. Sin embargo, no está de más conocer los diferentes tipos de leñeros para colocar en el jardín y elegir el mejor para asegurar su integridad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí