Los compost más habituales se componen, principalmente, de tierra negra o de turba, algún fertilizante y, a veces, de arena. Algunas plantas prefieren los de base de tierra y otras, los preparados a base de turba.

Los compost más habituales

Quizás también te pueda interesar: ¿Qué es el compost con base de tierra negra?

Los compost más habituales

Compost con base de turba

El compost con base de turba es, por lo general, el que lleva las plantas de maceta cuando las compras. Los dueños de los centros de jardinería y viveros lo utilizan porque es liviano y fácil de transportar, y además es económico y esterilizable y casi nunca posee insectos ni malas hierbas.

Muchas marcas de compost con base de turba suelen estar compuestos por un material inorgánico como la perlita, que son gránulos blancos de forma irregular, de roca volcánica. El fertilizante se conserva menos en el compost de turba que en el de tierra negra; por lo tanto, empieza a abonar la planta luego de seis semanas de practicado el trasplante.

El compost con base de turba puede secarse totalmente si durante la época más calurosa se te olvida regarlo. La solución será colocar la maceta en un recipiente repleto de agua que la cubra hasta el borde para que se hinche y vuelva a humedecerse.

Abono de superficie

El abono de superficie se refiere al método por el cual suele renovarse la capa superior de compost de una maceta, sin mover la planta ni tocar las raíces. Lo único que hay que hacer es retirar la capa superior de compost, aproximadamente entre unos 2,5 y 5 cm, y reemplazarlo por otro nuevo.

Compost para cactus

Los cactus precisan un drenaje bueno. En una maceta, donde sus raíces crecen mucho más apretadas que en su hábitat natural, existirá el riesgo de que se pudran si la tierra se ha mantenido excesivamente húmeda. Para preparar un buen compost para cactus deberás mezclar cuatro medidas de John Innes Nº1 y una medida de arena gruesa, o bien, una medida de arena gruesa, una medida de turba y una medida de tierra negra.

Compost para palmeras

Las palmeras deben cultivarse en compost con base de tierra. Precisan un buen drenaje y mucho fertilizante. Realiza una mezcla de cuatro medidas de tierra negra, una medida de turba, tres medidas de mantillo de hojas y dos medidas de arena gruesa.

Compost para helechos

Los helechos pueden pertenecer a dos tipos distintos: ser epífitos, lo que significa que crecerán sobre otros árboles, o bien, terrestres, es decir que crecen directamente en el suelo. La siguiente mezcla para los helechos terrestres: dos medidas de tierra negra, dos medidas de mantillo, dos medidas de turba, una medida de carbón y una medida de arena gruesa. Para los helechos epífitos mezcla una medida de turba, una medida de mantillo y una medida de arena gruesa.

¿Qué te ha parecido esta información sobre los compost más habituales? Deja tus comentarios.

No hay comentarios

Dejar una respuesta