Los arces japoneses son de una belleza incomparable y aporta un color estacional al jardín que va desde los verdes brillantes e intensos en la primavera y el verano, hasta los rojos, amarillos y púrpuras en el otoño.

Existe una gran variedad de ellos para elegir de distintos tamaños y formas, por lo que vale la pena considerar este apreciado ejemplar.

Belleza-arces-japoneses

Variedades de los arces japoneses

Los arces japoneses son una especie muy popular en la decoración de espacios de interior, así como jardines de exterior. Siendo una gran forma de darle la bienvenida a la naturaleza en nuestra hogar y alrededores.

  • Acer palmatum Dissectum. También conocido como arce japonés palmeado, arce japonés, arce palmado japonés, arce polimorfo, arce palmado púrpura o arce enano. De una altura escasa que no supera los 2.5 m. Es el arce idóneo para jardines pequeños y ayudando a crear bonitos contrastes debido a la belleza de sus hojas plumosas. Se planta en una zona de sombra, con suelo húmedo y bien drenado.
  • Acer palmatum Coonara Pigmeo. Arce de tamaño pequeño y gran belleza. El color rosado de sus hojas en la primavera se pierde en el verano. Mientras que en el otoño adquiere una brillante tonalidad anaranjado-rojizo. Debido a su tamaño puede cultivarse en maceta y lucir espectacular en cualquier espacio de dimensiones limitadas.
  • Acer palmatum Atropurpureum. Es una de las variedades más queridas. Esta especie no supera los 6 m de altura y por lo regular ramifica desde el suelo. Las hojas son de color rojo brillante en la primavera y el otoño, aunque en el verano se tornan rojizo-verdosas.
  • Acer japonicum Green Cascade. Es una especie un poco más grande que los anteriores, la cual llega a medir 3 m de altura. Tiene una caída sutil de sus ramas y las hojas adquieren un intenso color rojo brillante en el otoño.
  • Acer palmatum Beni kawa. Arce que podría crear todo un espectáculo en el jardín en cualquier estación del año. Las hojas verdes en la primavera y verano, logran tornarse en un amarillo-dorado en el otoño. En el invierno, permite disfrutar sus ramas y troncos rojos. La talla llega a los 4.5 m de altura.
  • Acer palmatum Oshio Beni. Una verdad para cultivarse en jardines pequeños, ya que crece de 3 a 5 m. El tronco es ramificado, lo cual aporta ese toque oriental que tanto gusta. Las hojas tienen un color rojo brillante.
  • Acer palmatum Higasayama. Es una especie que se caracteriza por un follaje variegado con dos tonos, de verde en la primavera y el verano, mientras que en el otoño se convierte en dorado. Alcanza una altura de 4.5 m, siendo la variedad más usada para crear bonsáis de arce.

Existen más variedades de arces japoneses que pueden dar ese toque único al espacio disponible.

Variedades-arces-japoneses

  • Acer palmatum Orange Dream. Es una especie que suele alcanzar una altura máxima de 3 m, por lo que puede ser perfecto para colocar en una terraza o patio. Las hojas son de color rojo en la primavera y luego se torna amarillo. Mientras que en el verano son verdes y en el otoño son de un tono anaranjado.
  • Acer palmatum Wolf. Es un arce que se destaca por el intenso color púrpura de sus hojas en el otoño. Es de los más apropiados para las zonas geográficas situada al norte, ya que sus hojas brotan más tarde que otras variedades. Su altura máxima es de 4.5 m.
  • Acer Seiryu. Es un árbol que puede llegar a alcanzar una altura de 5 a 8 m. Los lóbulos de las hojas son más delgadas y tienen el borde dentado, lo que da un aspecto plumoso. El color en la primavera y el verano es verde, mientras que en el otoño adquiere un rojo intenso.
  • Acer palmatum Bloodgood. Es una variedad de gran tamaño, de 6 m de altura. Las hojas son palmadas y aserraras que logran mantenerse rojas en el verano y se vuelven rojo carmesí brillante en el otoño.
  • Acer palmatum Sumi nagashi. Es un árbol que resulta espectacular con sus más de 5 m de altura. Las hojas son palmadas de color rojo en la primavera y el verano. En el otoño se torna de un color carmesí brillante.
  • Acer palmatum Caperci Dwarf. Arce de tamaño pequeño, ya que no llega más allá del 1.80 m de altura. Las hojas son rosadas al brotar y se van tornando verde, según avanza la temporada para terminar llegando al dorado en el otoño. Se puede cultivar en maceta para lucir espectacular.
  • Arce pamaltum Shigitatsu-sawa. Es un árbol que provee buena sombra, el cual puede alcanzar una altura de 8 m. Las hojas son palmadas de color verde-amarillento en la primavera y el verano y, en el otoño adquiere un tono anaranjado-rojizo.
  • Acer japonicum Aconitifolium. Es una especie que no llega a rebasar los 3 m de altura, por lo que podría lucir espectacular en un jardín. Las hojas son verdes en la primavera y el verano, pero se van tornando amarillo, naranja y rojo en el otoño.

Una gran variedad de arces japoneses para destacar los tonos de su follaje. Sin embargo, puedes echarle un vistazo a los colores de otoño para tu jardín y, con ello, crear todo un espectáculo y personalidad a esos espacios verdes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí