Recientemente hemos hablado sobre tres enemigos de las plantas: los trips que son unos bichos pequeños alargados y negros, la mosca blanca que se aprecia como escamas blancas diminutas y ovaladas que excretan melaza y forman un hongo negro, y el pulgón que puede encontrarse en varios colores y atacan a los brotes succionando su jugo, excretando melaza y ocasionando también un hongo negro. Hoy te dejaré las características y la manera de combatir otras plagas como el cotonet, las típulas, la araña roja, la cochinilla, las babosas y los caracoles.

Pulgones enemigos de las plantas

Cotonet o cochinilla algodonosa

Cotonet o cochinilla algodonosa

El cotonet adulto se presenta como una cochinilla aplastada recubierta por un polvo blanco, que le sirve para protegerse. Si ves pequeñas burbujas de color blanco con textura lanosa o algodonosa en los nudos y la cara inferior de las hojas, es porque tu planta ya está habitada por el cotonet. Cuando la plaga está avanzada, el daño puede llegar a ser muy grave. Si observas la cochinilla algodonosa deberás pasar un pincel o trozo de algodón embebido en alcohol desnaturalizado. Limpia las zonas en donde encuentres estos insectos y si el ataque fuera más serio, rocía la planta con malathion o dimetoato. Quita las cochinillas de raíz sumergiendo la masa de raíces en una solución de malathion. Repite el tratamiento tres veces con un intervalo de 10 días.

Típulas, unos pequeños insectos enemigos de las plantas que dañan las raíces

Típula

Estos insectos no representan un grave problema para las plantas, pero pueden ser muy molestos y dañar las raíces que crecen en compost de turba. Se presentan como mosquitos pequeños que se alimentan de materia putrefacta. Los insectos adultos vuelan, aunque la que causa más daño es la pequeña larva con forma de gusano. Para combatir las típulas, deberás realizar un doble ataque, es decir, con una aplicación de piretrina, permetrina o malathion matar los adultos y, posteriormente, encargarte de las larvas regando el compost con una solución de metaldehido. Repite el proceso tres veces con un intervalo de siete días.

Araña roja

araña roja

Este suele ser uno de los insectos más difíciles de localizar y eliminar. Los pequeños ácaros son invisibles a simple vista y suelen alojarse en la cara posterior de las hojas mordiéndolas y quebrándolas. Cuando la plaga está extendida, se los puede identificar por su color rojo. El daño que este ácaro ocasiona en las hojas es muy fácil de distinguir, dado que produce la pérdida de pigmentación verde y la hoja presenta un aspecto descolorido. Para prevenir la aparición de la araña roja, rocía las hojas regularmente con agua y, para eliminarla, utiliza un insecticida como el malathion, la rotenona o dimetoato con intervalos de siete días durante un mes.

Cochinilla

Cochinilla

Es uno de los insectos más comunes que parecen verrugas pequeñas y amarronadas. Suelen encontrarse en los tallos como en las hojas y se agrupan alrededor de los nervios en la cara posterior de las hojas. Recién nacida, la cochinilla es plana y pequeña casi transparente y cuando sale de su coraza protectora, se adhiere a la superficie de una hoja o tallo y excreta melaza. Una invasión de cochinillas puede convertirse en un grave problema. A pesar de que son difíciles de controlar, para combatirlas deberás raspar con un objeto firme y duro los insectos visibles y después rociar con dimetoato.

Babosas y caracoles

Caracoles y babosas

Las babosas o caracoles que atacan a las plantas de interior son diferentes a los del jardín. Por lo general, son más pequeños y durante el día se esconden en cualquier agujero o grieta y salen durante la noche. Pueden ocasionar daños importantes, ya que comen grandes trozos de hoja. Si no puedes encontrar a estos enemigos de las plantas que ocasionan destrozos, busca las huellas delatoras que van dejando en la tierra. Las babosas y los caracoles se pueden eliminar esparciendo pastillas de metaldehído.

¿Qué te ha parecido esta información sobre los enemigos de las plantas? Deja tu comentario.

No hay comentarios

Dejar una respuesta