Contenido del artículo

La cría de caballos es una gran opción para quienes disfrutan de los mismos. Incluso resultan excelentes compañeros, ya sea como amigos, de apoyo o para competiciones. Por lo que sería conveniente seguir estos simples consejos.

Caballos

No dejes de leer: Perros pastores excelentes para cuidar el ganado

Cría de caballos

Espacio suficiente. Es preciso contar con un terreno amplio. El caballo necesita un espacio para correr libre. Además, de contar con un buen suministro de agua y luz en la zona. Hay que tomar en cuenta un sitio fértil donde sembrar heno para que completen su alimento, libre de especies tóxicas.

Equipamiento del área. Es esencial construir cobertizos y un establo para resguardar al caballo en función del clima de la región. Se deberán colocar cercas de madera o eléctricas, pero jamás de alambres con púas o mallas de alambre que puedan dañarlos.

Cría caballos

Alimentación. La dieta del animal es primordial, por lo que es mejor saber qué raza se va a adquirir y tener el alimento desde antes de adquirirlo para ayudar al proceso de transición y evitar problemas digestivos. El alimento básico es el forraje, el heno de primera calidad y algunas mezclas de avena, trigo y alfalfa. Algunos suplementos como los granos son realmente buenos para que el caballo obtenga energía.

Reproducción. El momento de la reproducción es ideal tener un semental para cuando la yegua esté en celo se pueda aparear. Para estos casos, los más buscados son los purasangre o con una buena estructura. Así que para asegurar un buen potrillo, es conveniente aparear animales con características similares en lo que respecta a tamaño para evitar deformaciones.

Promoción. Una buena promoción es importante para el negocio. Mostrar los logros hará tener mejores oportunidades.

Recomendaciones

  • El cuidado del caballo necesita de espacio, alimentación, complementos y mucha dedicación.
  • Es primordial el comportamiento y lo que requieren estos animales. Así que una relación previa, su mundo y saber guiarlos es fundamental. De lo contrario, habrá que acercarse con un profesional o visitar establecimientos de cría e informarse.
  • Asegurarse que el animal se encuentre registrado y tenga buen linaje.
  • Conocer las razas más buscadas en la región y saber para qué se quieren.

Así que considerando todos estos cuidados, bien podrías adquirir un caballo para comenzar a criarlo ¿Te animas? Ahora que si ya cuentas con un par de estos ejemplares, puedes darnos algunos consejos para que siempre estén sanos y con una calidad de vida digna.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta