Las mariposas son insectos que con su simple belleza hacen todo un espectáculo en el jardín. Así que si eres de los amantes de ellas seguramente te encantara tener un hermoso mariposario en el hogar. Por lo que valdría la pensar seguir estos consejos para la cría de las mismas.

Criar mariposas

Quizás también te puede interesar: Cómo atraer pájaros al jardín

Pautas para la cría de mariposas

Contenedor con ventilación

Un contenedor bien ventilado va a permitir que las orugas estén bien sin ningún daño. Además de ventilar, es preciso poner tierra en la base y el césped en el fondo para que la oruga tenga un lugar idóneo para pupar.

Lugar acogedor

Lo mejor para su supervivencia y desarrollo de las orugas es adoptar su entorno lo más posible a su hábitat natural. Para ello coloca una pequeña rama en el terrario y no la tomes con la mano. Ellas se aferran a la superficie por las que caminan y podrías hacerle daño. Así que para poder moverla de un sitio a otro usa una vara para que suba y baje por ella misma.

Cuidados

Es importante revisar el terrario y estar al pendiente de limpiar el moho y las heces a diario, sobre todo cuando comience a cambiar de color, ya que podría iniciar su metamorfosis. Ahora que si ha llegado a ese punto, ya no necesitará de agua ni comida, solo que la rocíes con agua de vez en cuando para que tenga un clima húmedo que la ayude a estar y sentirse bien.

Mariposas

Vigila la crisálida

La cría de las mariposas es el punto más importante. Debes estar al pendiente si la crisálida está en un espacio abierto que permita que la mariposa se extienda cuando salga el capullo, ya que sino podría dañarse el ala o incluso morir. Una vez que se ha llevado a cabo la metamorfosis, la mariposa no comera en varias horas y deberá estar bombeando sus alas hasta que se sequen. El néctar de las flores será lo necesario después de unas horas o la fruta dulce.

Libérala

Algunas mariposas solo viven un día, por lo que si quieres que prosperen es mejor dejarlas en libertad. Así que espera a que sus alas estén secas y deja que se posen en un dedo, llévalas a una flor y deja que comience su vida.

Recuerda que las mariposas son seres muy delicados que precisan de cuidados específicos. Si te animas a criar una mariposa, sigue estos pasos y aprecia toda su belleza.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta