El ver como las plantas dan vida es una experiencia única y maravillosa. Antes de germinar, las plantas tienen que romper una barrera (propia de la semilla), por lo que no es una tarea fácil para ellas. Las plantas tienen cierta resistencia y requieren de energía para poder ver la luz del sol por primera vez. Así que para poder hacerles el camino más sencillo, se puede emplear una serie de consejos para que germinen mejor.

Germinar semillas

Quizás también te pueda interesar: Errores comunes al sembrar semillas

Consejos para germinar las semillas

Es importante recalcar que no todas las especies producen las mismas semillas, así que dependiendo el tipo que sea se podrá seguir esos sencillos tucos.

Coníferas: la mayoría de las especies de coníferas se encuentran en zonas donde el invierno es frío. Por lo que se debe sembrar en un recipiente y colocar en la nevera a los 5˚C. Al transcurrir el tiempo, se debe sembrar en macetas con un sustrato universal.

Árboles de hoja perenne: va a depender del tipo de semilla. Por lo regular, si son coriáceas ovaladas o redondas se deben introducir un segundo en agua hirviendo y enseguida colocar en un vaso con agua caliente por 24 horas. Luego se lleva a un vaso con agua templada durante 24 horas más y después se puede sembrar en maceta con un sustrato universal, mezclado con perlita a partes iguales.

Palmeras: las semillas de las palmeras germinan muy bien cuando se colocan en una bolsa de plástico transparente con cierre hermético que se rellena con fibra de coco o vermiculita. La bolsa debe estar cerca de una fuente de calor, a unos 30˚C y en tan solo en 2 meses van a germinar las primeras. Al cabo de su germinación se pueden poner en una maceta con sustrato universal, mezclado con perlita a partes iguales y con un 10 % de abono orgánico.

Germinar

Plantas que pierden hojas en el otoño: aquellas especies que se quedan desprovistas de hojas durante los meses fríos, producen semillas que para germinar precisan de temperaturas frescas alrededor de unos 2 a 3 meses. Así que para conseguir un alto porcentaje de germinación hay que sembrar en un recipiente con vermiculita durante 10 semanas y posteriormente colocar en la nevera a 5˚C, abriendo el recipiente una vez por semana para que el aire renueve y no se tenga la presencia de hongos. Después se siembra en maceta.

Plantas crasas y cactus: como son originarias de lugares con mucho calor, se deben sembrar en semilleros con vermiculita mezclada con pómice a partes iguales. Después colocarlas en una zona donde reciban mucha luz, siempre y cuando no sea de manera directa.

Plantas de temporada y vivaces: estas plantas herbáceas germinan muy fácilmente al plantarlas directamente en el semillero con sustrato para semilleros o con mantillo. Es preciso colocar en la superficie del sustrato y cubrirlas con una capa muy fina de tierra. La cantidad debe ser suficiente para que el aire no se la lleve.

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta