Consejos-asociación-plantas

Consejos para realizar una asociación de plantas y cuáles son sus efectos

Hoy en día los agrosistemas provocan graves impactos ecológicos en los espacios verdes como alteraciones de los ciclos, deforestación, destrucción del suelo, difusión de tóxicos, sobreexplotación y desertificación, entre muchos más.

Sin embargo, la asociación de plantas puede ser una forma de aprovechar al máximo y sacar el mayor potencial. Así que aprendamos a realizarla desde cero y conozcamos sus efectos.

En qué consiste la asociación de plantas

La asociación de plantas consiste en combinar distintas especies en la misma parcela ó maceta (o acercando los tiestos, en algunos casos bastará), de forma que se obtenga una sinergia entre ellas. Con esta práctica se puede obtener diversos tipos de mejoras. Por un lado podemos poner dos especies que se complementan con el su sistema radicular, o bien, una planta defiende a la otra con su aroma.

Este tipo de plantas recibe el nombre de planta insectaria que atrae y beneficia a insectos predadores o parásitos de los insectos plaga. De igual forma, la rotación de cultivos tiene por propósito alternar las plantas durante distintos ciclos para aprovechar mejor el suelo y frenar enfermedades y plagas que afecten solo a un tipo de planta.

Hay que tener en cuenta también que la rotación es la mejor asociación, si cada año plantamos el mismo tipo de hortaliza en el mismo lugar, el suelo irá perdiendo una gran cantidad de nutrientes del mismo tipo, creando un desequilibrio de nutrientes que disminuirá la salud de las plantas y serán más vulnerables ante posibles plagas y enfermedades. Por ello con la rotación en los bancales, las distintas hortalizas aportan y recogen de la tierra distintos nutrientes.

Tipos de asociaciones de cultivos

Dentro de las asociaciones de cultivos pueden existir ciertos tipos, dependiendo la finalidad. He aquí los principales:

Repeler insectos y enfermedades. Si plantamos hortalizas con plantas medicinales o flores en el mismo lugar y período, se puede minimizar la propagación de plagas y afecciones en las plantas. Esta combinación logra ahuyentar los pulgones, atacar los hongos y aprovechar mejor el espacio.

Atracción de organismos beneficiosos. Así como hay asociaciones para repeler plagas, también hay asociaciones para atraer ciertos animales que son eficaces para el cultivo. Esto se hace usando plantas que sirven como alimento o que puedan servir de alojamiento para ellos.

Aprovechamiento del suelo. Para evitar que las plantas luchen por agua y nutrientes, también se pueden sembrar plantas con varios sistemas de raíz. Esto significa elegir aquellas que tengan varios niveles de profundidad.

Mejor crecimiento y sabor. Asociaciones que favorecen el crecimiento entre plantas e incluso pueden llegar a mejorar el sabor final del producto. En resumen, la asociación se da entre plantas que no compiten por el mismo alimento o entre plantas que se ayudan en el control de plagas y atraen organismos benéficos, tales como las plantas medicinales o las aromáticas

Ejemplos de rotación de cultivos

Si tenemos el huerto en cajón y queremos aprovechar mejor el espacio y la tierra en cada temporada, se pueden compartir algunas opciones de combinaciones de plantas que se pueden considerar.

1ª Temporada. Hortalizas de hojas

  • Lechuga
  • Espinaca
  • Perejil
  • Acelga

2ª Temporada. Hortalizas de raíz o bulbo

  • Cebolla
  • Ajo
  • Zanahoria
  • Remolacha
  • Nabo
  • Rábano

3ª Temporada. Hortalizas de flores

  • Brócoli
  • Tomate
  • Coliflor
  • Alcachofa

4ª Temporada. Hortalizas de leguminosas o frutos verdes

  • Habas
  • Chícharo
  • Apio
  • Frijol

Consejos para una asociación y rotación eficaz

Hacer un plan de cultivo ayuda a tener un mayor control del huerto. Así que estos consejos podrían facilitar la labor y que sea más eficaz.

  • Se debe incluir fechas de siembra, de trasplante y posible cosecha, para determinar en qué momento es hora de hacer el cambio de las plantas.
  • Al buscar cultivos se recomienda aquellos que se adapten bien al clima de la región, a la cantidad de agua disponible, a los abonos que se aplican y a la cantidad de luz solar.
  • Para evitar repetir las plantas en las siguiente temporada, se aconseja agrupar los cultivos por familia. Cabe aclarar que aún entre las mismas familias, la profundidad de la raíz y las necesidades nutricionales son distintas, por lo que no se pone en riesgo la producción.
  • Para que ninguna planta robe luz solar a las otras, las de mayor altura deben ubicarse en la parte de atrás del cajón o la maceta.
  • Aunque las raíces alcancen superficies distintas, es importante que las plantas tengan requerimientos de agua similares para no saturar unas o limitar otras.

Para un mejor efecto de asociación de cultivos, es importante alternar plantas de distintas familias y con diversas necesidades nutricionales.

Abono en la rotación de plantas

Otro factor de importancia para una exitosa asociación y rotación es el abono, ya que este es el que le da a las plantas los nutrientes que necesitan. Por lo que debemos asegurar que que la composta cuente con los minerales y residuos orgánicos fundamentales para alimentarlas en cada cambio de temporada.

Tampoco está de más mencionar que las plantas no fabrican dichos elementos por sí solas, por lo que si queremos que los cultivos nos entreguen una óptima aportación de aminoácidos, oligoelementos y vitaminas, es primordial que se desarrollen en un suelo rico en hierro, zinc, potasio, fósforo, nitrógeno, magnesio, entre otros.

Lo anterior, combinado con la rotación de cultivos, se logra detener la erosión del suelo y facilita la reposición de nutrientes, siendo vital para tener plantas saludables y con un alto aporte nutritivo.

Efecto alelopático de la asociación de plantas

Este fenómeno fue descubierto en 1937 por Hans Molisch, profesor de la Universidad de Viena. Las plantas liberan sustancias a través de las raíces, hojas y frutos que pueden causar efectos estimuladores o de inhibición, por ejemplo la inhibición de la germinación de ciertas semillas o evitar la acción perjudicial de ciertos insectos.

Estas sustancias las pueden liberar todo tipo de plantas, desde adventicias hasta las cultivadas. Muchas veces el efecto alelopático es indirecto, algunas plantas en ocasiones atraen plagas que terminan perjudicando a sus vecinas o las pueden proteger del ataque de los mismos. En otros casos hay microorganismos que se benefician de las sustancias emanadas por las plantas creando una especie de simbiosis. Las plantas con efectos alelopáticos se pueden clasificarlas en:

Plantas-fósforo
  • Plantas acompañantes. Cuando la combinación de las dos plantas proporciona un beneficio propio, mejora el sabor de los productos, aumenta la calidad nutritiva y se obtiene un mayor crecimiento (de una o de ambas).
  • Plantas repelentes. Aquellas que poseen un aroma penetrante que mantiene alejado a los insectos perniciosos en los cultivos. Su influencia puede llegar hasta los 10 metros y puede alejar a un insecto en específico y otras a varios.
  • Plantas trampas. Son plantas altamente atractivas para los insectos, las cuales son cultivadas con la intención de desviar la atención hacia ellas.

Otros efectos que se pueden obtenerse son:

  • Entutorado. El porte erecto de muchas plantas sirve de sostén para otras.
  • Humedad. Las plantas que requieren mucha humedad en el suelo, pueden combinarse muy bien con plantas que no son tan exigentes.

Ahora que podemos llevar a cabo una asociación de plantas exitosa con estos consejos, es momento de darle variedad al huerto y disfrutar de los beneficios que esta práctica ancestral nos puede traer en la vida. ¿Qué dices, lo intentas?

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos relacionados