Por razones ajenas a ti, es necesario dejar a tu perro en una residencia canina, ya sea por trabajo, viaje, etcétera. Esta situación incrementa en los periodos vacacionales, ya que hay lugares u hoteles que no aceptan esa adorable mascota. También ocurre que al querer viajar con él, se requiere de mucho papeleo para lo cual no siempre se tiene tiempo.

Residencia canina

Quizás también te pueda interesar: Recomendaciones para adquirir una caseta de perro

Pero para tranquilidad de muchos y la de nuestro perro, lo ideal es dejarlo en un lugar confiable donde lo van a tratar bien con las comodidades a las que está acostumbrado.

Recomendaciones para dejar al perro en una residencia canina

Visitar el lugar. Es importante asegurarte que el lugar sea el adecuado para dejar a tu mascota. Existen residencias con jaulas pequeñas y sin mucho espacio. Así que lo mejor es checar el lugar y observar la actitud de los cuidadores. Hay veces que las personas encargadas quieren aparentar ser amables cuando están los dueños, pero los animales expresan lo que sienten.

Revisar documentos. Las residencias caninas tienen ciertos permisos para poder ser legales. Esta documentación se obtiene después de pruebas de salubridad y cumplimiento de los requisitos. Entonces sino tienen los papeles en regla no podría resultar muy confiable. Tan solo se trata de corroborar la salud y la calidad de vida de tu adorable peludo.

Perro

Ambiente acogedor. Obviamente que el perro no sabe a donde va a ir. Sin embargo, esa mascota puede sentir tus emociones. Así que evita sentirte mal o llorar, al fin y al cabo solo son unos días. Cuanto más natural actúes mejor estará tu perro y más fácil se podrá adaptar. No hagas grandes despedidas, lo mejor es salir naturalmente, de este modo no sentirá algo extraño.

Haz que conozcan a tu perro. Explica todos los detalles de tu perro y si puedes haz las especificaciones pertinentes por escrito para que no quede ninguna duda. De tal modo, vas a asegurar que tomen las medidas pertinentes para el cuidado. Incluso debes pasar su historia médica para que el veterinario sepa como actuar ante alguna eventualidad.

Así que con estos consejos ve a la segura y deja en sus manos a tu perro en esa guardería o residencia canina. Recuerda que al momento de verlo ya no recordara cuanto tiempo pasó, ya que los perros no conciben el tiempo de la misma forma que tú.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta