Sembrar un árbol es fácil, pero es importante que tengas en cuenta algunos consejos sobre todo si vives en una zona urbana, pues en ocasiones, se nos olvida que el árbol crecerá y desarrollará sus raíces, troncos y ramas por todo el jardín.

Consejos para sembrar un árbol

Quizás también te pueda interesar: La Parkinsonia es un árbol de follaje elegante, con una hermosa flor

Antes de elegir el árbol que quieres plantar, tendrás que escoger el lugar en donde deseas plantarlo. Ponte en el lugar y fíjate si hay cables eléctricos cerca o si el techo de tu casa puede verse afectado. Ten en cuenta que tu árbol crecerá hacia arriba y hacia los lados. También debes considerar el tipo de luz que hay en el lugar, dado que algunos árboles requieren pleno sol todos los días del año y otros viven mejor con sol parcial o en la sombra.

¿Qué árbol elegir?

Seguramente ya tienes una idea del árbol que deseas plantar, ya sea por su forma o sus flores. No obstante, antes de comprarlo, tendrás que saber si este mismo se adapta a las condiciones de clima, lugar en el que vives y terreno. Infórmate de las especies que se desarrollan mejor en la zona en la que estás viviendo y, considera las características de los árboles, ya que algunos de ellos pueden desarrollar raíces muy profundas y fuertes que pueden dañar la estructura de la casa o de los alrededores. También es importante que tengas en cuenta que algunos árboles suelen soltar sus hojas varias veces al año, por lo que tendrás que invertir tiempo en recogerlas.

Terreno y siembra

Toma una muestra del terreno y llévala al vivero o centro de jardinería más cercano que tengas de tu casa para saber cuál es su tipo y qué árbol conviene sembrar. En caso de que el terreno no sea propicio para sembrar un árbol, ellos podrán decirte qué fertilizante utilizar para solucionarlo.

Para sembrar un árbol, lo primero que debes hacer es un boquete que posea la misma profundidad de la altura de recipiente en el que viene. No retires la tierra con la que están envueltas las raíces y ten en cuenta que el boquete debe ser del doble del ancho del diámetro del recipiente o de la bola de raíces. De esta manera, tendrás espacio para rellenar con tierra fresca y fértil. Cubre hasta que el terreno quede totalmente parejo y asegúrate que el árbol quede bien erguido. Finalmente riega hasta saturarlo y de vez en cuando échale un vistazo para eliminar plagas.

Te recomendamos leer: 7 árboles pequeños para tu patio

Los árboles no solo proveen hermosas flores y frutos, sino también nos brindan sombra y oxígeno, y hasta puede servir de hogar para muchos pájaros y otros animales silvestres.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta