Si tienes en mente fabricar tu propia mesa de cultivo, entonces presta mucha atención, ya que se trata de un proyecto nada complicado. Así que en un par de días podrás disfrutar de un cultivo maravilloso.

Mesa cultivo construcción

Quizás también te pueda interesar: Qué son las camas calientes y cuáles son sus ventajas y desventajas

Qué es mesa de cultivo

Se trata de una mesa especialmente diseñada para instalar las plantaciones que se quieren tener en el huerto urbano. Las hay de madera o metal, ligeras o muy equipadas. Así que al ser tan practica se recomienda para aquellos lugares que no hay tanto espacio. Por lo regular, tienen una altura considerable para que sean más cómodas para trabajar.

Construcción de mesa de cultivo

El material que se requiere es:

  • Taladro
  • Lija
  • Barniz ecológico para exterior
  • Sierra
  • Pintura
  • Palets de madera
  • Grapadoras eléctricas
  • Malla plástica apta para uso agrícola
  • Maza para desmontar palets

Elaboración paso a paso

Mesa de cultivo

Lo primero que se debe hacer es desmontar los palets, extrayendo los clavos y separando los listones de las planchas.

Después lija y barniza los listones. Cuando el barniz se haya secado, unir los listones para poder construir una de las paredes de la mesa de cultivo. Para ello, asegura la unión de los listones mediante un listón transversal clavado con tornillos.

Seguir con el proceso y elaborar 2 tablones para los laterales, 2 tablones para la parte frontal y trasera, 2 tablones (uno para el suelo y otro para la estantería inferior de la mesa), 4 listones anchos para las patas, 8 rectángulos de madera para el tope del suelo y la estantería.

Con todo esto cortado, atornilla los rectángulos reservando las patas de modo que hagan tope con el suelo hacia el cajón y la estantería. Ya al final, forra el interior del cajón engrapando la malla plástica, obteniendo un óptimo resultado.

De este modo, se puede afirmar que esto se puede crear una mesa de cultivo urbana y, con ello, se podrán obtener grandes beneficios. Como el de adaptar al espacio que se disponga, ser muy económico, ya que no es necesario adquirir una gran cantidad de materiales e incluso se puede fabricar una mesa de mayores dimensiones y profundidad.

Ahora que ya sabes cómo hacer una mesa de cultivo, deja que vuele tu imaginación y adórnala como mejor te convenga, siempre que sea para darle ese toque distintivo. Ya solo queda saber qué cultivo quieres ver crecer de manera cómoda, limpia y segura.

Imágenes cortesía de: El caminito , Angel

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta