Probablemente pienses que con el compost las plantas ya tienen todos los nutrientes que precisan; y, hasta cierto punto, eso es cierto, pero el agua sola no es suficiente por lo que habría que hacer uso de los fertilizantes para mantener las plantas en condiciones, asegurarles un crecimiento equilibrado y desarrollar hermosas flores, en el caso de que los vegetales las posean.

Consejos para encontrar el fertilizante apropiado - Los fertilizantes

Quizás también te pueda interesar: Remedios ecológicos a base de plantas para enfermedades y plagas del huerto

Contenido de los fertilizantes

  • Nitrógeno: es uno de los elementos más importantes para un crecimiento saludable y, además, ayuda a mantener el color de las hojas. Síntomas de deficiencia: hojas pequeñas y pálidas, faltas de fuerza y brillo. El nitrógeno es útil para las plantas frondosas, pero aún más importante al comienzo de la estación de crecimiento.
  • Fósforo: ayuda al metabolismo de las plantas y es muy importante para el desarrollo de sus raíces. Síntomas de deficiencia: poco crecimiento de las raíces y desarrollo pobre e inmaduro de la planta. El fósforo es perfecto para ser utilizado antes y durante la floración, sobre todo para los rosales.
  • Potasio: ayuda estimular la formación de flores y frutos. Síntomas de deficiencia: la formación de frutos y flores es escasa o nula. El potasio es bueno para que las plantas que acaban el período de floración reanuden el proceso.
  • Magnesio: colabora en la formación de la clorofila, un pimiento verde que absorbe la luz solar como recurso energético. Síntomas de deficiencia: follaje débil y pérdida de color en las hojas y las ramas.
  • Calcio: ideal para el crecimiento y desarrollo en general de la planta. Síntomas de deficiencia: crecimiento y desarrollo descompensados.
  • Azufre: muy necesario para el proceso de fotosíntesis. Síntomas de deficiencia: hojas pálidas y pequeñas con un tinte rojizo.

Descubre otros fertilizantes

  • Hierro: es sumamente importante para la producción de clorofila. Síntomas de deficiencia: clorosis y crecimiento deficiente. Su ausencia suele afectar a las plantas amantes de suelos ácidos.
  • Zinc: apropiado para un buen crecimiento. Síntomas de deficiencia: falta de crecimiento. Agrégalo con mucho cuidado, ya que es tóxico si se utiliza en exceso.
  • Boro: colabora en el crecimiento de las raíces y de los nuevos brotes. Síntomas de deficiencia: desarrollo poco satisfactorio de las puntas y de las raíces en crecimiento, y hasta de las flores.
  • Manganeso: fundamental en la fotosíntesis. Síntomas de deficiencia: similar a la carencia del hierro.
  • Cloro: es también importante en la fotosíntesis y su deficiencia es poco probable.
  • Molibdeno: ayuda a las plantas a utilizar el nitrato. Síntomas de deficiencia: muy similar a la falta de nitrógeno.

Los fertilizantes son adecuados para la mayoría de las plantas de interior, pero puede ocurrir que en alguna ocasión una planta precise un fertilizante especial. Afortunadamente, hay muchos de estos productos en el mercado.

No hay comentarios

Dejar una respuesta