Coronilla valentina también conocida como Carolina de jardín, Ramitos de oro, Coroneta, Ruda inglesa, Alacranera o Coletuy. Pertenece a la familia de las leguminosas y se encuentra dentro del género Coronilla, el cual está formado por unas 20 especies de arbustos. Es originaria de la cuenca del mediterráneo.

Coronilla valentina planta

Quizás también te puede interesar: Por su abundante floración, la Bauhinia variegata debería estar presente en el jardín

Características de la Coronilla valentina

Arbusto ramificado, de ramas más o menos tortuosas, de mata compacta y redondeada que suele alcanzar el metro y medio de altura. Las hojas son persistentes, divididas, de color gris-plateado. Las flores son amarillas, muy similares a las de los guisantes, presentan inflorescencias al final de los pedúnculos.

Cuidados de la Coronilla valentina

Coronilla valentina

Es una especie que se utiliza de forma aislada y para formar setos pequeños. Siendo ideales para jardines junto al mar (como cultivo ornamental).

La Coroneta requiere de una exposición a pleno sol, no le gusta el frío e incluso no tolera las heladas.

No es exigente para el suelo, ya que puede prosperar en terrenos secos y calcáreos. Sin embargo, es importante que tenga un buen drenaje porque el exceso de humedad es perjudicial para los arbustos.

El riego debe ser moderado durante todo el año, ya que son plantas que resisten la sequía.

No precisa de poda, pero se puede cortar ligeramente tras la floración para dar forma.

No requiere de abonos especiales, pero se le puede incorporar de vez en cuando un fertilizante mineral para que pueda crecer vigorosa.

Es una especie resistente a las plagas y las enfermedades habituales de jardín.

Se multiplica por medio de esquejes que se realizan en el otoño. Así como por semillas. Para ello habría que romper la latencia de las semillas y obtener una germinación rápida, abundante y homogénea. Se requiere de una infusión con agua caliente para echar las semillas, dejándolas enfriar ahí mismo. Habría que sembrarlas después de 24 horas del remojo. Para este último método es un poco lento.

Sin duda una planta de pocos cuidados, pero que es capaz de lucir muy bien en el jardín o espacio verde. Así que si te animas, solo es cuestión de acudir al lugar especializado para poder adquirirla. Ahora que si ya cuentas con este ejemplar, no dudes en darnos algunos consejos para siempre tenerla resplandeciente ¿Qué te parece?¿Te gusta?¿La has visto?

Imagen cortesía de: David Short, Trudi Harrison

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí