La Cortaderia, también conocida como hierba de la pampa o ginerio pertenece a la familia de las gramíneas, que incluye plantas que se utilizan en la alimentación humana como es el caso del trigo, la cebada y el centeno, hasta las del género que aquí ocupamos, que son únicamente para la decoración de jardines, o bien, para la confección de ramos secos si se aprovechan las espigas que producen estas plantas.

Cortaderia

Quizás también te pueda interesar: Sorbus domestica, especie con frutos comestibles y nutritivos

Dentro de la misma familia, pero en distintos géneros, hay plantas de gran desarrollo como la Cortaderia y otras de muy escaso crecimiento como es el caso de aquellas que se denominan Festucas.

Dentro de este género se encuentran 10 especies, todas ellas originarias de América Austral. Se trata de plantas vivaces, dioicas, que forman una gran masa de hojas lineales con bordes aserrados, lo que provoca innumerables cortes cuando se manipulan. Generalmente, son de color verde, aunque existen variedades con hojas matizadas de blanco o amarillo.

Las flores de la Cortaderia surgen hacia finales del verano o principios del otoño y emergen entre la masa de hojas, en grandes panículos terminales, de color blanco o rosado, siendo más llamativas las de las plantas femeninas. Estos plumeros pueden llegar a alcanzar los 3 metros de altura.

Cuidados culturales de la Cortaderia

Ninguna de las gramíneas decorativas que se emplean en jardinería poseen necesidades muy complejas, más bien al contrario. Suelen acomodarse perfectamente a cualquier tipo de suelo y emplazamiento. Si tienen algún enemigo, son los suelos muy húmedos o que retienen la humedad en exceso. Por lo demás, pueden tolerar cualquier situación.

En la época invernal, es preciso recoger y trenzar las hojas, o bien, recortar toda la masa de ellas, juntamente con la caña de los plumeros. Para la recolección de los plumeros y su posterior utilización como elemento decorativo en arreglos florales secos será preciso cortarlos poco después de su aparición; de lo contrario, se desmenuzarán con gran facilidad. Una vez que los hayas recolectado, tendrás que colgarlos boca abajo, al abrigo del sol, pero en un sitio aireado.

Son plantas resistentes que difícilmente se ven atacadas por hongos o insectos que puedan estropear su floración.

Propagación de la Cortaderia

La forma más fácil, sencilla y eficaz de incrementar el número de Ginerio es a través de la división de mata. Esta operación debe llevarse a cabo con óptimos resultados si la efectúas a principios de la primavera, en abril. En zonas frías, puede ser preciso que coloques trozos obtenidos en cama caliente; es decir, con un poco de calor de fondo, para favorecer la emisión de nuevas raíces.

Para los expertos o profesionales la Cortaderia se puede reproducir a través de la siembra de las semillas obtenidas de las flores, operación que debe llevarse a cabo a finales de la primavera.

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta