Si has sembrado espinacas en el huerto de tu casa en verano, será hora de que comiences a recogerlas y para ello tendrás tiempo desde octubre hasta diciembre. En caso de haberlas sembrado durante la primavera, habrás de recogerlas desde mayo a junio. Las espinacas son ricas en vitaminas del complejo B y vitaminas C y E, las cuales actúan como poderosos antioxidantes. Además, son diuréticas y ayudan a mejorar la digestión gracias a su contenido en fibra. Continúa leyendo para saber cómo cosechar espinacas y conservarlas.

espinacas

Quizás también te pueda interesar: Todos los consejos para cultivar acelga están aquí

Cosechar espinacas

Una vez que la planta haya llegado a los 20 cm de alto, será tiempo de cosecharlas. Generalmente, esto sucede a partir de los 45 días luego de la siembra. No obstante, debes tener en cuenta de recoger las espinacas cuando las vayas a utilizar. Si deseas las semillas para sembrar espinacas nuevas al año siguiente, tendrás que dejar que la planta continúe creciendo hasta llegar a los 50 cm de alto. Cosecha cortando del tallo con ayuda de un cuchillo o una tijera de jardín. Comienza con las que estén en la parte superior de la mata y luego ve más al centro

variedad de espinacas

Conservar espinacas

Una vez que has cosechado espinacas, tendrás que consumirlas rápidamente, dado que si se recalientan pueden oxidarse y esto hace que sean peligrosas para nuestra salud. Por otra parte, no las guardes en la nevera más de dos días y utiliza cualquiera de estas dos opciones de conservación: esterilización o congelación.

  • Esterilización de las espinacas: retírale los rabos a las espinacas y lávalas. Escáldalas en agua salada hervida durante tres minutos y, colócalas bajo el agua del grifo, aprieta las para escurrirlas y colócalas en un frasco de cristal. Esteriliza durante 60 minutos ese mismo día y otros 30 al día siguiente. Esto hará que las espinacas se conserven durante un año en la despensa.
  • Congelación: lava las hojas más tiernas de las espinacas y retírales el tallo. Escurre y pon a escaldar en agua salada hervida durante tres minutos. Deja enfriar y escurre. Colócalas en el congelador dentro de una bolsa con su etiqueta correspondiente y cuando desees cocinarlas, simplemente tendrás que retirarlas y hacerlo directamente en la sartén.

espinacas en tazon

Te recomendamos leer: Huerto en casa | Cómo cultivar remolacha

¿Qué te ha parecido esta información sobre cómo cosechar espinacas? Deja tus comentarios.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta