La tortuga es un animal asombroso que puede ser una excelente mascota con una belleza espectacular. El criar una tortuga se basa prácticamente en su alimentación, hogar, salud e higiene. Así que solo debe asegurarse la responsabilidad para adoptar otro miembro más a la familia.

Criar tortuga

Existen varios tipos, aunque se podría dividir a las domésticas en dos clases, las terrestres y las acuáticas. Siendo que cada una requiere atenciones específicas, ya que las terrestres son vegetarianas y las acuáticas requieren de carne como parte de su alimentación.

Criar una tortuga

El primer paso para criar una tortuga es su hogar, así que las dimensiones de la tortuguera dependerán del tamaño de la mascota. Además deberá contar con un clima cálido, por ello se aconseja ubicar el terrario donde le de el sol. Incluso es preciso poner especial atención en tiempos fríos para que cuente con calefacción. Por su parte las acuáticas necesitan de una pequeña piscina.

Asimismo se requiere de guijaros o piedritas pequeñas para la base principal y para aquellas que requieran de un estanque deben contar con plantas apropiadas para que la tortuga pueda merodear y un cobertizo para que se sienta protegida durante la noche.

Tortuga

La higiene es primordial para el cuidado de la tortuga. Es necesario realizar una vez a la semana una limpieza meticulosa para poder retirar heces y el resto de comida que haya quedado y, con respecto de las acuáticas, el agua se debe cambiar a diario, todo ello para evitar que malos olores y que el animal pueda contraer alguna enfermedad.

En cuanto a su alimentación es de lo más sencillo, ya que en los centros especializados existen productos aptos para ellas y les encantan. Dentro las que se destacan las larvas de mosquitos, camarones pequeñitos, babosas, langostas, caracoles, gusanos de tierra, gusanos de la harina, cochinillas y grillos. Asimismo, las terrestres también incluyen en su dieta muchos vegetales y frutas para poder obtener fósforo y calcio que va a ayudar a tener un caparazón sano y fuerte.

Ten en cuenta que los primeros días la tortuga es tímida y requiere de cierto tiempo para adaptarse a un nuevo hogar. Con el tiempo todo será diferente y podrás disfrutar cada instante con ella, ya que son animales con el mismo tiempo de vida que los seres humanos, así que asume el hecho de cuidarla para toda la vida.

Imágenes cortesía de: pixabay, Ben314,

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta