Siembra juego niños

Cuáles son las ventajas de los juegos infantiles de exterior

Juego niños

Los juegos infantiles de exterior pueden ayudar a promover que los niños realicen diversas actividades e interacciones sociales en contacto con la naturaleza.

Dichas interacciones contribuyen al desarrollo de sus capacidades físicas, socio emocionales y cognitivas.

Así que para ampliar el panorama, a continuación destacamos las ventajas de los juegos infantiles de exterior para que puedas considerarlos cuanto antes y desbancar un poco la tecnología.

Beneficios del juego al aire libre para los niños

La importancia del juego en el desarrollo infantil trae consigo muchos beneficios para los peques, por lo que convendría conocerlos para empezar a jugar desde ya. ¡Toma nota!

juegos-jardin-hijos
  • Es excelente para el desarrollo sano del cerebro.
  • Ayuda a que los niños usen su creatividad y, por ende, desarrollen su imaginación, fortaleza (física, emocional y cognitiva) y destreza.
  • Permite que los niños desde temprana edad puedan participar e interactúen en el mundo que los rodea.
  • Conforme viven en su mundo, van desarrollando nuevas competencias que los ayuda a mejorar la confianza, ser optimistas ante cualquier adversidad que se les presente para afrontar los retos a futuro.
  • Enseña a los niños cómo trabajar en equipo, compartir, resolver conflictos y adquirir otras habilidades.
  • Propicia que los niños creen y exploren un mundo que pueden dirigir, afrontando sus temores y practicando roles de adultos.
  • Forma organismos fuertes y sanos.
  • Aprende a tomar decisiones, concentrarse de lleno en temas que le apasionan y, por tanto, descubrir sus propios intereses.
  • Les provoca alegría de vivir su niñez y crear recuerdos entrañables al ser adultos.
  • Crea lazos de confianza y amor cuando en el juego intervienen los padres. Además, los padres tiene la oportunidad de compartir el mundo imaginarios de los peques, siendo una comunicación más fácil con ellos.

Juegos para divertirse en el jardín

Es necesario crear espacios para que los niños jueguen libremente. Cuando existen hermanos se dará de formal natural, si tienen edades cercanas. Sin embargo, cuando las edades son muy diferentes, o bien, son hijos únicos, lo ideal es que convivan con amigos para promover el juego. He aquí un par de ideas de juegos para pasar un momento divertido.

Movimiento

El espacio de naturaleza promueve juegos de movimiento de exploración, invitando a los niños a esconderse, trepar, saltar, subir, bajar y resbalar. A través del movimiento, los niños desarrollan el equilibrio, la musculatura, la motricidad gruesa, la coordinación y las destrezas físicas.

Las plataformas de diferentes alturas y los muros de escalada, promueve que los niños y niñas realicen saltos y piruetas. El espacio propone desafíos que los hace ponerse a prueba, autorregularse para ir superando y, adquiriendo autonomía y seguridad en sí mismos.

  • Muros de escalada. Un muro de escalda se construye con paredes de gran altura para crear rutas. Sin embargo, hoy en día cada vez más espacios verdes cuentan con ellas y todo el equipo necesario de seguridad para que los niños pasen un rato divertido.
  • Rascacielos. Y que me dices de trozos de madera cortados regularmente para construir un rascacielos y poder llegar a la cima.

Roles

Los niños pequeños buscan rincones protegidos donde jugar empleando su imaginación. Los niñas y los niños pasan a ser otras personas, donde los objetos adquieren otros significados que responden a las necesidades del juego.

A través de los juegos de roles los niños reflejan el mundo que los rodea, recrean y hacen referentes. Siendo importantes la adquisición de habilidades sociales, la capacidad de enfatizar con el otro y formar lazos de amistad.

Castillo princesas
  • Superheroes. Nos pasamos toda una vida quejándonos del desorden que dejan los peques en casa. Sin embargo, el que puedan crear todo un escenario en el jardín para los superheroes podría acabar con los regaños y ellos dejarían volar la imaginación al máximo.
  • Castillo de princesas. Si el jardín es grande, una idea excelente es que las niñas tengan su propio castillo de princesas. Ahora bien, si quieres que dure una eternidad para puedan pasar horas felices, la opción es de madera. Pero si quieres un proyecto más rápido, de cartón puede ser una gran alternativa. Así que no olvides decorar con brillos y toques en tono pastel para que luzca espectacular.

Juegos de construcción

Los niños están necesitados de experimentar y manipular objetos de distintos materiales y formas. A partir de los pequeños objetos constituyen un todo, desarrollando la capacidad de concentración, la motricidad fina y compartir colaborativamente.

Reglas

A los juegos de movimiento se agrega la variante donde los niños aprenden juegos con reglas concretas. Se requiere un mayor grado de abstracción y un acuerdo grupal para cumplirlas. A través de estas actividades se desarrolla el juego social, se forman amistades y se aprende a colaborar con otros.

Juegos mesa
  • Juegos de mesa. La mayoría tiene un par de juegos de mesa en casa, una idea genial es cambiar el ambiente. Así que el llevarlos al jardín podría ser una alternativa y hasta con retos puede llegar a ser más divertido.
  • Ajedrez. El sueño de chicos y grandes es sin duda el ajedrez. Verás como todos podrán a ejercitar la mente y pasar horas de sana diversión. El material podrá ser el que tu decidas, la idea es sorprender a todos con él. Y si quieres variar un poco, ese mismo tablero podrás usarlo como rayuela y damas chinas, entre otros.

Coordinación

Al tener mayor capacidad y experiencia, los niños se embarcan en juegos que requieren destreza física. Comienzan jugando a saltar la comba/cuerda o el elástico. También los niños suelen jugar en parejas o tríos. En un jardín, el espacio se distribuye, dando lugar para cada juego e intereses de los niños. La coordinación y la destreza se adquiere a través de la perseverancia.

Pizarra
  • Pintar con las manos: los niños son curiosos por naturaleza, así que les encanta hacer todo con las manos. Por ello tener unos lienzos en el jardín para que puedan utilizar algunas pinturas y colorear, según su imaginación será fabuloso.
  • Bolos. No es necesario tener unos bolos, tan solo unas botellas lindas les llamará la atención. Habría que obtener una cantidad considerable de botellas plásticas y llenar con agua de colores para simular los pinos. Es más pueden invitar a los vecinos y hacer unas competencias.
  • Pizarra. Una pizarra en el jardín podría ser una estupenda idea para que los peques estén entretenidos por mucho tiempo. Así que tan solo habría que empotrarlo en una cerca y tener a la mano muchas tizas para que sea un juego muy colorido.

Contención

El jardín brinda espacios para que los niños pueden reunirse y compartir con sus compañeros de manera más íntima y contenida. Ahí se puede conversar, contar historias y dar espacio a aquellos niños que quieren recrearse a través de la imaginación y representación mental. De esta manera, comienza a socializar desde otro lugar que se construye una intimidad.

Guarida
  • Guarida. Una guarida o refugio puede ser una idea que les encante a los niños. Tan solo unos lienzos de tela y unos almohadones para que estén seguros y cómodos. Es más, hasta puedes crear un igloo, tipi o tienda de campaña para que se resguarden del sol.

Siembra

Los niños descubren nuevas experiencias sensoriales, mediante el contacto con las plantas, la tierra, los árboles y la madera, así como los aromas de las especies. Tienen nuevas experiencias visuales, interacciones y formas de relacionarse con el aire libre. Todo ello abre la imaginación y crea espacios para que inventen juegos de exploración en torno a estos elementos.

Consejos para jugar aprendiendo con la siembra

La mejor forma de adquirir conciencia ambiental y sensibilidad hacia la naturaleza, es descubriendo y compartiendo el hábitat con las plantas y los animales. Así que continuación te damos un par de consejos para vivir la siembra como un grandioso juego.

Siembra juego niños
  • En primer lugar, deberemos llamar la atención de los peques. Por ello, tenemos que presentarles esta actividad como un juego en familia. Y para ello, los adultos habría dejar de lado la pretensión de conseguir el huerto más productivo. Al final, todos tenemos que aprender ¡Y que mejor que hacerlo de forma divertida!
  • Para que los peques entiendan en qué consiste lo que están haciendo, será importante que se les explique los pasos y el por qué. Ya sabemos que los niños son muy curiosos ¡Y la curiosidad hay que aprovecharla al máximo!
  • Y hablando de aprovechar la curiosidad ¡Empecemos a jugar con ellos! Hay que inmiscuirlos. No hay que tener miedo de que se ensucien, pues esta actividad debe realizarse en familia sin preocuparse por su ropa. Explicar y actuar, pero todo bajo el lema: “¡A divertirse!”
  • Es un buen momento para comenzar a enseñarles a reciclar y reutilizar objetos que tengamos por casa. Utilizar ropa vieja y botellas de plástico cortadas como maceteros
  • Y por último, dejar que elijan qué quieren cultivar, qué colores les gustan para las flores. Si hacen lo que más les llama la atención, seguramente más interés y más ganas pondrán.

En general, asociamos el juego con un momento de ocio y distensión. Pero nos debemos olvidar que además de jugar por placer, también jugamos para aprender, para educar y para crear.

No hay nada mejor que fomentarles juegos divertidos y entretenidos que les ayudará a mantenerlos activos para un mejor desarrollo. Aunado a lo anterior, un arenero para los niños más pequeños es lo ideal.  Ahora que si no cuentas con un jardín, no te niegues tan valiosa oportunidad de estar conviviendo a lado de tus hijos. Así que empaca lo necesario y acudan al parque más cercano. Quizás, un picnic al terminar puede cerrar con broche de oro el día. ¿Te animas?

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos relacionados