Si estas pensando en mantener un hermoso reptil en casa, es preciso tener en cuenta las medidas para cuidar esos lindos animalitos. Los reptiles pueden ser mascotas excelentes, ya que son fáciles de mantener y no requieren de un esfuerzo extra.

cuidados-mascotas

Quizás también te pueda interesar: Qué reptiles se pueden tener en casa

Cuidados de los reptiles como mascotas

El contenedor para la mascota debe ser de acuerdo al tamaño y el hábitat natural. La jaula debe tener las dimensiones adecuadas y un árbol si es que se tiene un reptil arbóreo. En caso del terrario acuático, éste debe ser un recinto especial, donde el reptil pueda enfriarse para mantenerse alejado de las fuentes de calor. Además, se debe hacer ciertas consideraciones con respecto a las mascotas que puedan crecer mucho como los pitones o las iguanas verdes.

Para que el cuidado del reptil sea el ideal, la morada debe ser a prueba de escapes, calor, bien iluminado y resistente a la humedad.

Es imprescindible considerar que los objetos que se coloquen dentro de la jaula como las decoraciones o palos deben ser desinfectados. El desinfectante debe ser a base de fenol o cualquier limpiador de alcohol para propósitos de lavado y aclarado.

Los reptiles tienen distintos hábitos alimenticios. Puede haber omnívoros, herbívoros o carnívoros. Por lo regular, precisan pequeñas cantidades, pero que sea variada. La dieta debe incluir minerales y nutrientes. Algunos alimentos comunes para los reptiles herbívoros son los berros, la lechuga, el perejil, las frutas y las verduras amarillas. Los tomates es de los preferidos para las tortugas.

mascotas-reptiles

Los reptiles carnívoros como las ranas, las serpientes y las jicoteas tienen una dieta rica en proteínas. Dentro de los alimentos más comunes son los ratones, insectos y algunos invertebrados. Otros alimentos con un aporte de proteína son los peces oro, huevos, pequeños reptiles y los yuppies.

Ten en cuenta que antes de adquirir un reptil como mascota, debes asegurar qué categoría es, ya que unos son manejables, semi-manejables, mientras que otros por su naturaleza son mordaces, por lo que habría que ser conscientes que no todos se pueden tener en cautiverio.

En conclusión, la mejor forma de mantener sano al reptil es suministrándole una nutrición apropiada, una buena higiene y un ambiente limpio. No hay que olvidar que se debe lavar las manos antes y después de tratar un animal, pero cualquier duda es preciso comentarla con el veterinario.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta