flores-cortadas

Cuidados básicos para conservar la flor cortada por más tiempo

flores-cortadas

Seguramente si amas la naturaleza no puede faltar un detalle que armonice el hogar, la oficina o el lugar donde te encuentres.

Así que si has seleccionado las flores exactas, aquellas que se ajustan a tu personalidad y están listas para convertirse en un diseño que has planeado.

Entonces es momento de seguir ciertos cuidados para conservar la flor cortada y evitar que se conviertan en cenizas en un par de horas tras su llegada.

Selección adecuada de la flor cortada

Existen especies que son más adecuadas para hacer flores cortadas. Así que elige las especies con mucho cuidado. Las flores de vida más corta son las gardenias, las amapolas, los tulipanes, las margaritas y los ranúnculos.

Las flores de mayor duración en el jarrón son el crisantemo, el anturio, el lirio, la fresia y el clavel. Sea cual sea la elección, selecciona flores con tallos y cabezas firmes y, evita aquellas que ya están abiertas y en plena floración.

Consejos para mantener las flores en buen estado

Las flores cortadas requieren un par se consejos prácticos para luzcan radiantes y con vida. Así que a continuación te mostramos el paso a paso. ¡Síguelo al pie de la letra!

Limpiar el contenedor. Las flores deberán permanecer en un recipiente limpio para que su vida útil sea por un largo período de tiempo. Ten en cuenta que la suciedad y los residuos van a interferir con la capacidad de las flores para absorber el agua. Así que aclara el recipiente con vinagre, sal o bicarbonato de sodio para eliminar cualquier suciedad.

Llenar el contenedor. Las flores requieren de agua fresca para poder sobrevivir, ya sea que estén en un lindo ramo, centro de mesa o florero. Así que en cuanto las tengas en las manos rocíales agua. Lo mejor es que sea con un atomizador, o bien, salpicándoles un poco de líquido. Con mucha frecuencia y durante el transcurso del día, sobre todo si son para un evento donde hay mucha gente y la temperatura incrementa.

Mantener la temperatura idónea. Aunado a lo anterior, la temperatura ideal es la templada. Por ello una vez que se han cortado, es importante encontrar los lugares más frescos y lejos del sol para que estén tranquilas y libre de ventiscas.

Cabe hacer hincapié que si se encuentra en un lugar de un calor extremo, puedes refrigerar las flores, siempre y cuando se ajuste el termostato a una temperatura correcta y estén totalmente verticales sin ubicarlas cerca de la ventila del aire.

Si tienes un jardín con flores radiantes para hacer tu ramo, córtalas por la mañana, ya que en este momento es cuando más está cargada de carbohidratos.

Cuando comienzan a secarse algunas ramas y hojas, es el momento de quitarlas. Así como esos tallos que están podridos, ya que esto va a evitar que se empiece a descomponer lo de más por las bacterias que se lleguen a generar, acelerando la muerte de las flores.

Alimentar las flores. Es básico alimentar las flores, no solo el agua es suficiente. Para ello debes dárselo a través del líquido. Así que debes cortar el tallo de las flores a 45˚ y de inmediato poner bajo el agua. Posteriormente agregar su alimento para prolongar su vida.

  • Aspirinas efervescentes. La aspirina efervescente ayuda a oxigenar el agua y la mantiene libre de bacterias.
  • Azúcar y cloro. La mejor opción de alimento para las plantas a la vez que elimina las bacterias. Tan solo se debe mezclar 3 litros de agua con 1 cucharada de azúcar y 1/2 cucharadita de cloro hasta homogeneizar.
  • Refresco de limón. Este alimento cuenta con el azúcar y gas necesario para alimentar las flores, pero sin ningún tipo de protección bacteriana.

Realizar tareas continuas. Las flores son muy susceptibles a los gases que desprenden las frutas y los vegetales, por lo que si están cerca de ellos, podrían madurar más rápido de lo que imaginas. Así que ten mucho cuidado donde pones las flores.

Cuidados especiales para las flores cortadas

Algunas flores como las poinsettias, las lobelias y los narcisos tienen tallos que segregan una savia. Dicha savia se filtra en el agua y afecta la absorción de agua de las otras flores. En el caso de la Lobelia y la flor de Pascua, si se hierven las puntas o se les pone un cerillo durante 30 segundos se podrá detener la filtración. En lo que respecta a los narcisos, es mejor mantenerlos solos.

Otras plantas como las lilas tienen tallos leñosos que deberán cortarse en los extremos. Esto va a maximizar la cantidad de superficie expuesta al agua. Los tallos huecos como las dalias y los delphiniums deberán llenarse de agua para que la flor se mantenga erguida. Dale vuelta la flor y vierte agua tibia en la cavidad del tallo para llenar. Coloca un tapón en el fondo con algodón.

Simbiosis de rosa-orquídea

Esto es una experiencia que nos hace reflexionar sobre otra posible forma o método para mantener la flor cortada en buen estado por más días.

Hace 10 días se colocó en agua un ramo de rosas rojas, casualmente estas fueron a parar a una pequeña mesa cerca de donde habita una orquídea (phaelopsis).Al pasar los días, todas las rosas decayeron, es la ley del tiempo en lo efímero.

Sin embargo, hay una rosa que aun teniendo las mismas condiciones y características que las de más sobresale por su lozanía casi intacta.

Pareciera increíble como aguanta y lo único que diferencia a esta rosa de las de más, es su cercanía a la orquídea, prácticamente encajada en los tallos casi secos de las flores de la phaelopsis (orquidea).

Y aunque no hay una explicación técnica, es evidente que se esta produciendo una simbiosis entre ambas. Quizás haya un tipo de energía que se transmite de planta a planta, de tallo a tallo de una forma difícilmente explicable.

Así que sea cual sea tu elección de las flores cortadas, mantenlas bien cuidadas y disfrutas de ellas al máximo. No está de más saber cuáles son las plantas y flores que resultan excelentes para obsequiar por si tienes planes de enviárselas a ese ser querido.

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos relacionados