Calathea o calatea pertenece a la familia de las Marantaceae. Es originaria de las selvas húmedas del centro y sur de América, sobre todo de Brasil y Perú. Su gran particularidad es la belleza de sus hojas. De tonos que van del verde, amarillo, plata y blanco mientras que el envés presenta dibujos de distintas tonalidades de rojo.

cuidados-calathea

Cuidados de la Calathea

Es una planta que no se desarrolla bien hasta que las raíces hayan ocupado el sustrato. En el transcurso de este tiempo se verán unas hojas pequeñas, por lo que es preciso ser prudente con ella, una vez que tome la fuerza necesaria se podrá deleitar con sus bellas hojas.

Esta planta no es de cultivo sencillo, pero con estos consejos podrá crecer sin ningún problema.

Es necesario imitar el hábitat natural, el cual es húmedo. Por lo que se debe tener en la sombra donde no se tenga mucha luz ni sol directo. Esto va a permitir un clima parecido al original.

El riego debe ser cada 5 días sin encharcar, pero mucho menos mojar las hojas. El sustrato debe estar húmedo y en temporada de verano se requiere pulverizar con agua todos los días. Un indicio de que les falta humedad es que las hojas comienzan a enrroscarse y se ponen color marrón.

calathea

Tampoco es bueno cambiarlas de lugar a cada rato, esto les afecta y demoran alrededor de 30 días en adaptarse a un nuevo sitio.

La temperatura no debe rebasar los 30˚ ni bajar de los 18˚, ya que pueden morir.

Necesitan un buen sustrato de tierra y turba. Además, utilizan tierra de lombriz como abono y para la época de desarrollo.

Es básico limpiar las hojas con un paño pero sin emplear abrillantadores, ya que puede dañar a la planta.

Se puede transplantar en la primavera o el verano cada 2 años. Considerado el tiempo ideal para que se propague. Se puede hacer por división o esquejes.

En cuanto a la enfermedades a las que es susceptible se puede percibir en su tonalidad o en el crecimiento. Para cuando las hojas están secas y pálidas es que puede estar muy expuesta a la luz. Mientras que si las hojas están de color amarillo o grisáceo puede tratarse de un ataque de araña roja. Para ello es necesario aplicar un acaricida natural, o bien, un fungicida orgánico. Y si se tiene una floración pobre indica la falta abono.

Imágenes cortesía de: tuinflora, viverosvangarden,

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta