Cuna de Moisés (Spathiphyllum wallisii) también conocida como lirio de la paz  o espatifilo es una planta nativa de las selvas tropicales de América Central y del Sur. Atractiva planta con flores similares a la cala tiene la habilidad de prosperar con poca o mediana luz.

cuidados-cuna-moises

Cuidados de la Cuna de Moisés

Es una planta que se desarrolla en zonas algo sombrías como habitaciones con poco sol, aunque también conviene tenerla con luz. Sin embargo, no tolera temperaturas inferiores a los 55˚C.

El riego debe ser cada dos o tres veces por semana. Para ello es necesario sumergirla en una cubeta con agua pero sin que el líquido toque las hojas y ya cuando deje de sacar burbujas, sacarla y ponerla en un espacio donde no se reseque tanto. Pero habría que considerar darle poco riego en el invierno, ya que necesitan de un reposo invernal.

Es preciso abonarla una vez al mes con fertilizantes ecológicos.

También precisa tener las hojas limpias, ya que al quitar la suciedad se evita que se taponeen los estomas para se se pueda llevar a cabo la fotosíntesis de forma correcta.

En lo que respecta a la poda es necesario eliminar las hojas muertas o amarillentas. Si las hojas se tornan con las puntas color marrón, es preciso cortar esos pedazos con la ayuda de unas tijeras, manteniendo la forma de la hoja.

Cuna Moisés

Cuando la planta está en el exterior y existe el agua de lluvia es favorecedor, pero si es de manera constante habría que protegerla.

El transplante se puede llevar a cabo teniendo cuidado de las raíces, ya que son muy delicadas. Además, es necesario cambiar cada año de maceta, ya que sus innumerables raíces fibrosas hacen que se endurezca el cepellón (bloque de tierra donde se encuentra sembrada) y el agua no podrá penetrar bien. Esto puede afirmarse cuando nacen flores pequeñas y las puntas de las hojas se secan o tienen un color verde pálido.

La multiplicación se da por división de mata (separación de la macolla), en los ejemplares adultos, una vez que ha terminado la floración.

Puede ser susceptible a las plagas como la araña roja, el pulgón y los ácaros, por lo que podrían ser eliminados de manera natural con algunos remedios caseros pero muy eficaces como el ajo, la cebolla, el alcohol y el vinagre. Mientras que para combatir los hongos se puede pulverizar un poco de canela.

Imágenes cortesía de: launion,

 

boton-comprar

 

Compartir

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta