Este interesante género comprende alrededor de 70 especie de árboles o arbustos, todos originarios de Asia y América del Norte. Existen especies de hojas caducas y perennes, simples y alternas. En cuanto a sus flores, estas están agrupadas en panículas o racimos, e incluso en otras formaciones, se encuentran formadas por cinco sépalos, pétalos y un número variable de estambres, que pueden llegar a las 20 unidades. Sigue leyendo para conocer más sobre la Photinia.

Quizás también te pueda interesar: Cuidados del Ricinus

La Photinia es un arbusto sorprendente y curioso que a veces es muy difícil de encontrar en los libros, ya que antiguamente era poco apreciado. Solo a partir del 1955 comenzó a ser conocido en el mundo de la jardinería cuando el híbrido Photinia fraseri hizo su primera aparición. En el momento en que surgen los primeros brotes, estos son rojos, muy similares a los de los Pieris, lo que le brinda una vistosidad espectacular.

Este arbusto es rústico y resistente, y puede verse afectado por los intensos fríos invernales, problema que se resuelve muy fácilmente cubriéndolo.

Cuidados culturales

La Fotinia es un arbusto muy interesante por su gran rusticidad, que puede desarrollarse en suelos neutros y calcáreos; solo deberás tener precaución con los suelos arcillosos que pueden resultar asfixiantes.

En cuanto a la orientación, coloca a la Fotinia en un sitio soleado, aunque tolera muy bien la semisombra. En zonas de inviernos rigurosos y heladas fuertes, pueden llegar a producirse daños irreparables; para evitarlo sitúa a la planta en un lugar protegido y resguardado de los vientos, cerca de una pared que mire al sol. Generalmente, no necesita poda, salvo para eliminar las ramas muertas u otras que puedan llegar a distorsionar la forma del arbusto.

Propagación de la Photinia

La Photinia puede reproducirse mediante semillas, injerto y esquejes, aunque el primer método es muy lento, por lo que no suele emplearse en la actualidad, salvo en casos excepcionales. Generalmente la Fotinia es reproducida mediante esquejes. Para ello habrá que usar los tallos cortos laterales que se entierran en arena fina y se mantienen bajo cristal. Algunas especies se multiplican mediante el injerto de yema o púa.

Te recomendamos leer: Cuidados del Rhapis

¿Qué te ha parecido este post sobre los cuidados de la Photinia? Deja tus comentarios.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí