Los cactus son plantas de una belleza única, por lo que convendría saber cuáles son los cuidados de los cactus a lo largo del año para mantenerlos en perfectas condiciones.

Y es que cada especie de cactus tiene sus necesidades específicas. Pero lo cierto es que los requerimientos se vinculan con los cambios climáticos propios de cada estación.

Cuidado del cactus en primavera

Cuando recién llega la estación más calurosa, es preciso seguir ciertos cuidados del cactus en primavera para que se desarrolle de manera adecuada.

  • Si el cactus requiere un cambio de maceta, en la primavera puede llevarse a cabo. Ten en cuenta que los tiestos no deben ser muy grandes, pero tampoco muy ajustados. Es decir, que exista espacio libre entre el borde y el cuerpo de la planta.
  • En esta época habría que renovar el sustrato para hacerlo más liviano, aireado y poroso como por ejemplo una mezcla de tierra que contenga piedras, hojas y ramas para evitar que se apelmace. Además, debemos colocar una parte de carbón para evitar la presencia de hongos.
  • Si el sustrato tiene más de 2 años, habría que usar un buen fertilizante específico para cactus. Pero si el sustrato es nuevo, no le hace falta. Si el fertilizante es el correcto, ayudará a la floración de la especie. Un consejo es usar harina de hueso, ya que no es peligrosa y promueve la floración.
  • Es necesario mantener los cactus ventilados. Si tiene fruto, habría que eliminar o retirar los maduros. Es una buena época para retirar las semillas, limpiarlas y preparar los semilleros.

Es importante buscar una ubicación idónea. No todos los cactus son iguales, algunos requieren zonas de sol directo y otros cierta cantidad de horas al sol, o bien, sol filtrado.

Cuidados del cactus en verano

En esta temporada, los cactus florecen sin parar. Para que luzcan sanos y bellos habría que saber los cuidados del cactus en verano.

Cactus-cuidar

El aporte de nutrientes durante esta temporada será decisivo para la resistencia de la planta y la floración del año siguiente. Es preciso tener en cuenta que al acercarse el final del período vegetativo, habrá que reducir el aporte de nitrógeno con el abono. 

Es necesario separar las plantitas que hayan germinando. Ahora bien, si se plantan en exterior podrán alcanzar un buen desarrollo antes de que llegue el invierno.

Se pueden efectuar podas de rejuvenecimiento y mantenimiento.

A mediados del verano, las raíces de los cactus siguen creciendo hasta octubre.

Muchos de los cactus que están en pleno desarrollo, requieren agua y nutrientes. Pero por lo regular habría que minimizar el riego sin mojar las plantas y dejar de colocar el abono.

Todavía se pueden separar plantitas jóvenes de los semilleros. Además, es la última oportunidad de cambiar macetas.

Es justo en este momento que se pueden trasladar al interior aquellas especies más sensibles al frío.

Si se requiere fortalecer las plantas al aire libre, dejar que soporten el fresco de la noche.

Cuidado del cactus en otoño

El otoño es un época un poco complicada por la climatología cambiante. Así que es necesario seguir ciertos cuidados para los cactus en otoño:

  • Habría que regar los días más soleados y abonar si hay buen tiempo con fertilizante rico en potasio que servirá de floración para la próxima primavera. Si hay presencia de lluvias, se puede regar cada 15 días.
  • Coloca los cactus en un lugar iluminado, incluso expuesto a los rayos solares. Podrían ubicarse al exterior, siempre y cuando no existan heladas. A partir de mediados del otoño, resguardar las plantas que no resisten el invierno.

Cuidado del cactus en invierno

En el invierno, los cactus precisan una atención diferente al resto del año.

Cuidar-cactus
  • Los cactus deberán pasar su fase de reposo invernal en un lugar fresco. Mientras pasan dicho período, es preciso regarlos un poco al menos cada 2 semanas, sin que se abonen.
  • Se debe revisar las plantas en busca de posibles parásitos. 
  • A mediados del invierno, es necesario tener listas las macetas y el sustrato para poder realizar trasplantes.
  • Se pueden plantar los esquejes de octubre a noviembre, pero habrá que esperar 2 semanas antes de poder regarlos.
  • A finales del invierno, las plantas que estaban en hibernación, ya pueden colocarse cerca de una ventana en un lugar con calefacción, evitando en un principio que les de el sol directo.
  • Regar las plantas con moderación y agua limpia para que les ayude a despertar y estimular el inicio de la fase vegetativa.
  • No abonar los cactus hasta que recuperen las reservas de agua.
  • Es momento de podar los tallos débiles que hayan podido crecer en el invierno.

Enfermedades y plagas más comunes de los cactus 

Los cactus son plantas capaces de resistir grandes períodos de sequía, por lo que es muy fácil que puedan sufrir de un exceso de agua, lo que a su vez puede generar descomposición de los tejidos blandos. Así que habría que tener cuidado al regarlas para evitar la presencia de enfermedades y plagas.

  • Nematodo del nudo de la raíz. Puede llegar a infestar abonos donde se desarrollan los cactus. Así que para erradicar el problema, es preciso quemar la planta y eliminar el abono para que no vaya a contagiar otras.
  • Antracnosis. Enfermedad fúngica capaz de penetrar en su huésped para propagarse, dando lugar a la putrefacción húmeda. Y cuya característica es la de manchar la planta en color marrón a negro. Para poder erradicarla, es necesario cortar el gladiolo infectado y usar un fungicida. Después emplear un abono esterilizado.
  • Arañuela. Puede llegar a infestar los cactus, sobre todo cuando el clima es cálido y el aire es muy seco. Por lo que la nebulización puede ayudar controlarla, mientras que un insecticida sistémico puede contribuir a la causa.
  • Cochinillas de raíz. Considerada como una de las plagas más malignas que puede acabar con la planta rápidamente. Es muy similar a la cochinilla harinosa, la cual ataca las raíces. Suele agruparse en colonias que roen las raíces, generando el marchitamiento de la planta y la muerte. Así que hay que extremar precauciones, ya que el abono seco puede propiciar su infestación.
  • Escama del cactus. En aquellos cactus viejos o que han sido descuidados pueden ser más vulnerables a esta enfermedad. Se aprecian en forma de discos pequeños, de color marrón en los tallos y en la parte inferior de las hojas. Sin embargo, cuando está en fase temprana, se puede eliminar. Tan solo basta con frotar un poco de algodón húmedo.

Ahora solo queda disfrutar de esta bellas plantas con estos simples mimos para que deslumbren donde se le coloque. Sin embargo, no está de más saber los cuidados de los cactus injertados para crear especies hermosísimas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí