El Spathiphylium es una planta adorable y, quizás, una de las más agradecidas del planeta, ya que es muy fácil de cultivar. Sus hojas verdes brillantes y sus flores de color blanco similares a la cala, la han convertido en una de mis plantas favoritas. Así que, a continuación, te dejaré los cuidados del Espatifilo.

spathiphyllum

Quizás también te pueda interesar: Stapelia grandiflora, suculenta con una flor muy peculiar

¿Qué es el Spathiphylium?

El Spathiphylium es una planta herbácea erguida perenne de origen colombiana perteneciente a la familia de las Aráceas que puede llegar a medir hasta 80 cm de altura. El Espatifilo se destaca por la nitidez de sus hermosas flores dispuestas en espádice, (un tipo de espiga, una inflorescencia con flores pequeñas y apiñadas sobre un eje carnoso) muy parecidas a la cala; abiertas de unos 14 cm de largo como, así también, por sus hojas simples, alargadas y puntiagudas de 15 a 25 cm de largo y 4 a 6 cm de ancho.

La gran hoja o pétalo, generalmente, de color blanco, se llama espata y cubre una inflorescencia, también conocido como espiga floral, que contiene las flores y, por ende, las protege. La forma de la espata es comparada en ocasiones con las velas de un barco, por lo que también suelen llamar esta planta “vela del viento”.

Cuidados del Spathiphylium

El Spathiphylium es fácil de mantener; no obstante, precisa de algunos cuidados básicos para poder vivir. En cuanto a la luminosidad prefiere la plena, cerca de las ventanas, evitando de esta manera la luz solar directa para que sus hojas no se quemen y mueran. Por otro lado, debes pulverizar el follaje cada 2-3 días para generar humedad y regar el Espatifilo todos los días durante el verano; cada 3-4 días durante el invierno.

Ama los suelos sueltos, fértiles y profundos. Combina partes iguales de tierra con turba. Esto te permitirá un buen drenaje. Recuerda abonarla con solución de sulfato de amonio durante el riego y pulverizarla con acaricidas en caso de que sea atacada por arañuelas en primavera.

Aunque el Spathiphylium es de fácil cultivo, debes mantenerla a una temperatura de entre 15 y 18º C para su correcto desarrollo. Asimismo, ten en cuenta que no tolera las temperaturas inferiores a 5-6º C y que su destino es en interiores luminosos.

Te recomendamos leer: ¿Cómo sembrar pepitas para obtener bellas plantas de interior?

Sinceramente los cuidados que precisa el Spathiphylium son muy escasos, por lo que deberías animarte y tener esta hermosa planta en tu casa. Si vas a propagarla, recuerda que se hace a través de división de rizoma y siembra en primavera y el cambio de maceta es anual, en primavera.

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta