La Gaura lindheimeri pertenece a la familia de las Oenitheraceae, la cual incluye más de 600 especies compuestas. Este género es nativo de Luisiana, Texas y algunas zonas de México. Es posible que no parezca una planta demasiado llamativa, pero sin duda mostrará que es capaz de llenar de flores el jardín durante gran parte del año.

cuidados-gaura-lindheimeri

Quizás también te pueda interesar: Gitanilla, una flor muy popular en climas templados

Características de la Gaura lindheimeri

Los finos y gráciles tallos de la Gaura lindheimeri con sus flores puede crear masas vegetales de gran ligereza y belleza. Las hojas son largamente lanceoladas, estrechas y algo ásperas al tacto. Siendo de un color verde desvaído. La floración se produce encima del follaje y está reunida por largas inflorescencias compuestas de un denso racimo de flores, cada una consta de 4 pétalos abiertos y estrechos en su base. Los estambres son largos y muy evidentes. Existen cultivares de floración en tonos rosas, blanco y blanco roséceo.

Cuidados de la Gaura lindheimeri

Gaura lindheimeri

La Gaura tiene un cultivo en jardinería de carácter ornamental, que se emplea para plantar en suelos de forma aislada como cultivada en macetas. Es una planta que puede combinarse muy bien con herbáceas como gramíneas, hemerocalis y agapantos. Además, es muy estimada por su floración colmada por mucho tiempo. Así que si cuenta con las condiciones adecuadas puede tupirse de flores de la forma que apenas si se puede percibir el follaje.

La Gaura lindheimeri requiere de un lugar iluminado para que su floración sea prolífica. En cuanto al suelo es un tanto caprichosa, por lo que es mejor emplear un sustrato universal e incorporar un mineral para aligerar la mezcla.

No precisa de mucha agua, por lo que un par de riegos a la semana en el verano sería lo ideal. Sin exceder para evitar un encharcamiento y que puedan pudrir las raíces.

Al llegar el invierno en los climas templados es necesario podarla a pocos centímetros del suelo. De esta forma se va a facilitar los brotes de las flores para la siguiente temporada.

Y aunque no le afecta gravemente la escasez de nutrientes, no está por demás fertilizar para poder potenciar la floración. Un abono líquido para plantas puede ser más que suficiente.

La reproducción se hace de manera muy fácil a través de  semillas, o bien, al dividir la mata para obtener nuevas plantas.

No suele presentar problemas con la presencia de plagas o enfermedades, salvo problemas de humedad.

 

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta