Godetia amoena también conocida como Clarkia amonea, Clarkia o Godetia. El nombre Clarkia viene del Capitán William Clark, perteneciente a la expedición de Lew-Clark, cuyos miembros fueron los primeros en descubrir la planta. Pertenece a la familia Onagraceae y es originaria de California.

Godetia amoena planta

Quizás también te pueda interesar: Coreopsis lanceolata, cuya flor es empleada para decorar hogares

Características de la Godetia amoena

Planta herbácea anual, que va de los 30 cm al metro de altura. Es bastante ramificada, capaz de emitir un gran número de botones de forma ininterrumpida durante el ciclo cálido del año. Las hojas son ovaladas, un poco alargadas, de margen entero y raramente dentado, de un color verde azulado. Las flores son muy llamativas, simples o dobles de diversos colores que va del blanco al rosa, del rojo al púrpura o del malva al anaranjado. En algunos casos los pétalos están salpicados de colores vivos. Florece a principio del verano y dura unas 3 semanas.

Cuidados de la Godetia amoena

Godetia amoena

Es una planta que va muy bien en un macizo de temporada de verano. Aunque también se puede cultivar sola o en combinación con otras anuales. Incluso puede resultar excelente para cubrir el suelo donde se cultivan rosales de pie alto y como flor cortada.

En cuanto a la luz requiere de exposiciones prolongadas al sol.

El riego debe ser abundante en proporción al calor, pero le perjudica el exceso de humedad.

Es una especie que prefiere los suelos pobres y ligeros, ya que los que están enriquecidos provoca un mayor crecimiento de ramas y menos flores.

La siembra debe hacerse durante la primavera en una ubicación definitiva, siempre y cuando no exista el riesgo de fríos tardíos o heladas. Ahora que si hay presencia de temperaturas bajas, lo mejor será protegerla.

La poda es al final de la floración, sino se quiere que se resiembre sola la siguiente temporada.

Aunque suelen ser plantas muy resistentes el ataque de parásitos y enfermedades comunes puede dañarla. En ocasiones puede sufrir daños por los pulgones, orugas y caracoles que se pueden eliminar con insecticidas específicos.

La multiplicación se lleva a cabo por semillas plantadas en bandejas protegidas de las heladas y el sol directo con una humedad constante, buena aireación y temperaturas entre los 15 y 16˚C.

Las semillas debe plantarse de modo esparcido, directamente en el exteriores en áreas calidad. Al final del verano dejar que las nuevas plántulas pasen el invierno en un lugar resguardado.

Imágenes cortesía de: Uncle Dee, yewchan

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta