Jacobinia carnea también conocida como Justicia rosa, Jacobina o plumero, pertenece a la familia Acanthaceae, la cual la forman casi 400 especies. Es originaria de México, Bolivia y Brasil.

Jacobinia carnea planta

Quizás también te pueda interesar: Descubre los cuidados de la Ginura o Planta de terciopelo

Caracterísiticas de la Jacobinia carnea

Planta herbácea perenne y semiarbustiva, la cual alcanza el 1.50 m de altura y de 1 m de diámetro. Las hojas de pecíolo corto oval, lanceoladas, puestas de 15 a 20 cm de largo y 7 cm de ancho. Las flores son tubulares con leve pubescencia viscosa, de 5 cm de largo con la extremidad bilabiada curva, envuelta por cortas brácteas verdes, de pétalos rizados reunidos en forma de espiga y de distintas tonalidades que van del rosa al rojo.

Cuidados de la Jacobinia carnea

Esta especie se emplea como ornamental, colocándose bajo los árboles o cerca de las paredes.

Es una especie que puede ponerse a media sombra si está en jardín, o bien, en lugares soleados pero sin que este expuesto al sol de forma directa.

En verano, la temperatura ideal es de 18 a 12˚C. Mientras que en el invierno es de 10 a 15˚C, pero no tolera las heladas.

El riego debe ser frecuente en épocas calurosas a la vez que también requiere de pulverizaciones para poder incrementar la humedad ambiental.

El suelo debe ser rico en nutrientes, con el pH idóneo que debe oscilar entre 5.1 y 7.5, ademas de ser poroso.

En cuanto al abono debe ser cada 15 días al comienzo de la primavera y hasta principios del verano.

Es recomendable hacer la poda en el otoño, tras la floración. Ahora bien, se puede emplear los restos de la poda para esquejes. Al realizarla es conveniente cortar los tallos a unos 10 o 15 cm y minimizar los riegos. Asimismo, se debe evitar las partes marchitas para que la planta no malgaste energía.

La multiplicación se lleva a cabo por medio de esquejes y el trasplante debe ser cada 2 a 3 años con un mantillo rico y suelto.

La jacobinia carnea es sensible al ataque de la araña roja, la cochinilla y la mosca blanca. Además, los brotes jóvenes son susceptibles al ataque de los pulgones. También habría que tener cuidado con la falta de humedad ambiental, ya que puede ocasionar que las hojas se enrollen.

Sin duda una planta que valdría la pena tener en el jardín ¿Qué opinas?¿Te gusta?

Imágenes cortesía de: TANAKA juuyoh, Forest and Kim Starr

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta