El cuidado del jardín en el verano debe ser primordial, ya que las altas temperaturas y la sequía podría ocasionar una serie de daños que ponen en riesgo nuestro espacio verde. Así que es importante tomar en cuenta estos consejos.

Cuidados jardín verano

Quizás también te pueda interesar: Cómo criar el gusano de seda y su importancia en la humanidad

Qué cuidados realizar en el jardín cuanto llega el verano

En el verano las plantas pueden agradecer tan buen clima que lucirán resplandecientes. Sin embargo, también podría afectarles de manera severa, sobre todo si están ubicadas en zonas más secas. Así que por ello no dejes de considerar esto.

Riego a primera o última hora del día

Es básico regar cuando es muy temprano o muy tarde, ya que ello hará que la tierra conserve por más tiempo la humedad. Así que habría que evitar el riego a las horas pico o centrales del día, ya que ello hará que el agua se evapore antes de poder penetrar en la tierra. Si se hace a horas que no hay sol, se va a mantener la humedad a la vez que se ahorra agua. Incluso se puede reutilizar el agua que se usa para hervir los vegetales. Si no estas en casa todos los días o debido a una agenda muy apretada no tienes mucho tiempo, puedes hacerlo mediante un sistema de riego automático. Aunque habría que revisar periódicamente el estado de los aspersores para asegurar su buen funcionamiento. También se puede elegir aquellas plantas autóctonas, ya que las exóticas van a requerir más cuidados y su consumo de agua será mayor.

Prevenir plagas y curar a tiempo

Lo mejor siempre es prevenir que curar y, sobre todo, cuando hablamos de plantas. Es por ello que hay que regar sin exceso, ya que demasiada agua puede ocasionar la presencia de hongos. Además, es necesario tener a la mano pesticidas para evitar que más especies se contagien. Por lo que habría que estar atentos a las señales que indiquen si una planta está enferma. También se puede recurrir a remedios naturales que se pueden hacer en casa.

Aguas riego plantas

Un buen abono o fertilizante

El abono o fertilizante es básico para el mantenimiento de las plantas y el cuidado del jardín en el verano. Gracias a él se podrá obtener un óptimo crecimiento y desarrollo de las especies. La mejor época para abonar el jardín es en los meses de la primavera y el verano, ya que es cuando las plantas se encuentran más activas. Sin duda, existe en el mercado una amplia variedad de abonos, ya sea con un componente o varios, inorgánicos de origen mineral u orgánicos de origen vegetal y animal. Cabe señalar que deberá utilizarse en la porción adecuada, ya sea que se incorpore con el agua de riego o directamente sobre la tierra.

Mantener el césped en buen estado

El buen mantenimiento del césped del jardín en el verano debe ser primordial. El césped aporta frescura en los días calurosos. Pero no se deben cometer errores como cortarlo en exceso, ya que las raíces se pueden debilitar. Lo idóneo es que mida 5 cm y no menos. Tampoco regarlo demasiado, ya que ello podría generar plagas. Segarlo poco, de entre una a dos veces por semana, así podrá absorber el agua y las raíces van a tener fuerza.

Así que cuando llegue el verano, el jardín podrá adaptarse muy bien para estar en buen estado y sano.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí