La Sarracenia Flavia, también conocida como Sarracena o Planta Trompeta, pertenece a la familia de las Sarraceniáceas y es oriunda de Canadá y Sudeste de EE.UU. Se trata de una planta carnívora de interior y exterior que precisa mucha luz y sol y una temperatura que ronde entre los 5 °C y los 15 °C.

Sarracenia Flava

Quizás también te pueda interesar: Aldrovanda vesiculosa, planta carnívora que flota en aguas tranquilas

Aunque hay muchas leyendas acerca de las plantas carnívoras y, de hecho, hemos visto películas en donde estas aparecen y se comen a los humanos, lo cierto es que son inofensivas y no hacen más que alimentarse de pequeños insectos. La gran mayoría de las plantas carnívoras suelen desarrollarse en zonas boscosas, por lo que si deseas tenerlas en tu hogar, tendrás que aportarles mucha humedad.

Luz y temperatura

La Sarracenia Flava es una planta carnívora que precisa mucha luz, es decir, sol directo, pero la exposición no debe ser rápida, sino más bien hay que ir acostumbrando a la planta de a poco, dado que el golpe de calor puede quemarla, dejarla débil y hacer que muera. Por otra parte, la Sarracena tolera temperaturas de hasta 35 °C como máximo en verano y 2 °C en invierno. En esta época será necesario dejar secar el sustrato y mantener la planta carnívora con una temperatura de no más de 4 °C.

Riego y abono

La Planta Trompeta precisa una humedad elevada y un sustrato húmedo durante su etapa de crecimiento y desarrollo. Puede emplearse el método de la bandeja que consiste en dejar la base del recipiente en remojo en agua de lluvia constantemente. Durante el resto del año, tendrás que mantener el sustrato húmedo, regándolo al menos cada cuatro o cinco días.

Como la Sarracena es una planta carnívora, esta tendrá que crecer en un medio sin elementos minerales, por lo que no precisa ser fertilizada.

Plagas de la Sarracenia Flava

  • Pulgones: esta plaga es muy fácil de detectar, pues suele verse detrás de las hojas y las yemas de la planta. Los colores de estos pueden ser negros o verdes. Aplica un tratamiento preventivo en invierno si crees que hay riesgo de plagas, y en primavera y verano aplica un insecticida apropiado para ello o un jabón de potasio.
  • Cochinillas: esta plaga chupa la savia y suele atacar a las suculentas y a las plantas de interior. Asimismo, crea malformaciones del tallo y las hojas. Rocía con acetamiprida o aceite de plantas o pasa un algodón con alcohol sobre las hojas.

Te recomendamos leer: Sarracenia purpurea, planta carnívora de gran belleza

¿Qué te ha parecido este post sobre la Sarracenia Flava? Deja tus comentarios.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta