El cultivo del melocotonero es de origen chino, donde se le llamó “el árbol de la vida”, ya que procedió de las regiones montañosas del norte de ese país. De ahí que fue exportado a otras zonas, pasando por Japón y Afganistán. Tiene una gran cantidad de variedades que se pueden diferenciar por sus pulpa y textura de piel.

Melocotonero cuidados

No dejes de leer: Por qué los frutos de los árboles caen

Características del melocotonero

El melocotonero es un árbol caducifolio que puede alcanzar 6 m de altura, de corteza lisa que se desprende en láminas, de color verde. Las hojas son simples, lanceoladas, largamente acumuladas y con el margen aserrado. Las flores son por lo regular solitarias, a veces en parejas, casi sentadas, de color rosa a rojo y de 2 a 3,5 cm de diámetro.

El melocotón es una fruta muy perecedera, por lo que suele conservarse en almíbar, confitura, mermelada, licor o seco. Las variedades del melocotonero de fruto son muchas. Dentro de las cuales están:

  • Nectarina (Prunus persica nucipersica)
  • Melocotonero (Prunus pérsica)
  • Paraguayos (Prunus pérsica platycarpa)

Necesidades de cultivo

Los factores climáticos que afectan a los melocotoneros es la temperatura. Las mínimas perjudiciales para las yemas están entre los 15˚C bajo cero. Además, requieren de un período invernal intenso que se denomina “horas de frío”.

Es sensible a la asfixia radicular, por lo que habría que evitar encharcamientos y asegurar una profundidad de suelo no inferior a los 1,5 m.

Requiere de luz en el fruto, ya que si el tronco y las ramas se exponen demasiado podrían sufrir de insolación.

Las diversas variedades permiten cualquier tipo de suelo. Pero lo ideal son suelos frescos, profundos y arenosos. Aunque habría que considerar que es sensible a la caliza activa.

El melocotonero se multiplica por injerto de yema sobre patrón. Para ello se emplean distintos patrones que van a permitir el cultivo de suelos de distintos tipos. Los principales patrones son los francos, ya que dan frutos de buena calidad.

Son frutos sensibles a la cloriosis y la asfixia radicular, lo que podría dañar gravemente el frutal.

En cuanto a la poda, la de formación son vasos más o menos modificados y también se usan la palmeta, el eje central y el spindelbush.

La época para el aclareo de frutos se hace de forma manual con el fin de obtener frutos más gordos. Y es mejor hacerlo un mes después de la floración. Se eligen los mejores y se eliminan los dobles.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí