La perdiz es un ave que pertenece a la familia Phasianidae de la orden Galliformes. Se encuentra en gran parte de Europa, África, Asia, Medio Oriente y en ciertos territorios de América. Por lo que valdría la pena conocer un poco más sobre ella.

Perdiz

Te invito a leer: Cuidados básicos de la codorniz

Características de la perdiz

Es un animal regordete, que no supera los 34 cm, con un pico corto, rojo, curvado y terminación puntiaguda. La tonalidad de sus ojos es oscura y están rodeados de un anillo muy peculiar. El cuerpo es abultado, de alas anchas que el permiten hacer un vuelo enérgico. La cola es trapezoidal mientras que sus patas son escamosas, de coloración rojiza. El plumaje refleja distintos matices. El pecho y el buche cuentan con pequeñas vetas.

Cuidados de la perdiz

Perdiz cuidados

Es preciso considerar que estas aves son transmisoras de enfermedades peligrosas para el ser humano (neumoencefalitis, clamidiosis, salmonelosis, coccidiosis, histomoniasis, listerosis y enteritis ulcerativa), por lo que es primordial una constante limpieza de las jaulas y proporcionarle el alimento necesario para evitar el desarrollo de afecciones que puedan propagarse.

Comportamiento

La perdiz es un animal sedentario que vive en grupos de 16 a 25 individuos. Establece su residencia en una extensión de unos 500 m para no tener que desplazarse mucho. Si se asusta puede correr despavorida y enseguida el grupo hará lo mismo.

Alimentación

En cuanto a la alimentación, está debe estar compuesta por semillas. El 60% de su dieta está compuesta de invertebrados y el 30% de flores y simientes. Dentro de su comida favorita se encuentra la avena, la cebada y el trigo. También les agrada las pipas de girasol, la escarola, la lechuga y el diente de león. Por lo que a modo general, el sustento de la perdiz está condicionado por la disponibilidad, por lo que esto puede variar según el clima y el hábitat.

Reproducción

El apareamiento se da en enero cuando la hembra entra en celo. El macho que logre cantar más fuerte se ganará el derecho de estar con la perdiz. La puesta es en abril a junio. Pueden llegar a poner entre 9 a 18 huevos en intervalos de 36 horas. Dichos huevos son blancos, lisos y algunas veces manchados. Eclosiona tras un período de incubación de 23 días. Al cabo de ese tiempo, los polluelos saldrán y comerán larvas, hormigas y lombrices. A la cuarta semanas ya estarán listos para poder soltar el vuelo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí