Las plantas colgantes son muy decorativas, ya sea en interiores o exteriores. Y lo mejor de todo es que para donde mires van a lucir llenas de color y dar un toque extra al hogar. Así que sería excelente que repasaras los cuidados, o bien, aprendas el mantenimiento para que estén en perfectas condiciones.

Cuidados plantas colgantes

Quizás también te pueda interesar: Cuidados básicos de las plantas en el balcón

Cuidado de las plantas colgantes

Las plantas colgantes proporcionan ese atractivo al hogar. El follaje es incomparable, pero si poseen flores, se transforma en todo un elemento decorativo. Dentro de las plantas favoritas se encuentra la begonia, fucsia, verbena, hiedra, cinta y culantrillo, entre otras.

Plantas colgantes

Ubicación: las plantas colgantes debe estar en un área bien iluminada, sin que el sol les de da forma directa, ya que al estar elevadas pueden secarse más fácil que aquellas que están a ras de suelo.

Temperatura y condición: de lo que les puede afectar más a las plantas es el humo de cigarrillo y el calor de la calefacción. Por ello es conveniente ubicarlas en lugares que estén alejadas de fuentes de calor y corrientes de aire demasiado bruscas.

Riego: es básico que la maceta tenga en la parte baja un plato o base que se puede descolgar para poder quitar el sobrante del riego. El riego debe ser unas 2 veces a la semana.

También se puede regar la maceta por el método de inmersión, es decir, que hay que descolgar la planta y sumergirla a un recipiente con agua (durante 30 minutos aproximadamente), evitando que los tallos se mojen. Este tipo de riego debe hacerse una vez a la semana.

Crecimiento y peso: el soporte de la maceta tiene que estar bien fijo. Es preciso tener en cuenta el tamaño y el peso de la planta, ya que al momento del riego se torna más pesada de lo habitual. Además de considerar el crecimiento de la misma, por eso al comienzo podría parecer un contenedor o soporte grande, pero con el tiempo será de gran utilidad, evitando tener que cambiar a cada rato.

Poda: las plantas colgantes tienen la característica de crecer muy rápido, por lo que una poda al mes puede ser bastante benéfica para que mantenga la forma y la floración sea espectacular. Ten en cuenta que las hojas y las flores marchitas le quitan fuerza a la planta.

Abono: lo ideal es abonarlas con un fertilizante líquido cada 3 semanas.

Si la planta solo está creciendo de un solo lado, lo mejor es girarla para que el desarrollo sea uniforme y pueda lucir tal como la imaginaste. Valdría la pena tener unas cuantas macetas colgantes en el jardín o casa ¿No crees?

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta