Salvinia natans también conocida como Helechitos de agua, Helecho acuático, Helecho de agua o Salvinia. Pertenece a la familia de las Salviniaceae, siendo del género Salvinia que comprende pocas especies similares propias de aguas dulces, saldas, templadas o subtropicales. Es originaria del América Central y del Sur.

Salvinia natans planta acuática

No dejes de leer: Aldrovanda vesiculosa, planta carnívora que flota en aguas tranquilas

Características de la Salvinia natans

Planta flotante de unos 2 a 10 cm de ancho. En condiciones óptimas llega a crecer de gran tamaño.

Las hojas son pequeñas, de color verde oscuro, bilobadas, ovaladas y unidas entre sí.

Poseen vellosidades en la parte superior de las mismas para mantener la humedad sobre ellas al permanecer por encima del agua.

Carece de raíces verdaderas, pero en cada nudo de las hojas, con limbo muy dividido, hace las veces de órgano absorbente y estabilizador.

Cuidados de la Salvinia natans

Salvinia natans

Se utiliza en estanques o acuarios como planta de oxigenación. Además, es útil para tanques de cría o engorde de alevines.

Puede originar tapices flotantes que atenúan la iluminación y favorecen la formación de nidos de espuma, característicos de los anbántidos.

Es una especie muy resistente que necesita de gran iluminación. Pero no es capaz de soportar bajas temperaturas al exterior.

Al ser una planta flotante puede crecer sin necesidad de sustrato. Además, es capaz de asimilar metales pesados como el plomo. Por lo que puede ser una gran aliada de acuarios de una baja calidad de agua.

Al exterior, se puede tomar un puñado antes del invierno y conservarlos en agua y tierra, siempre y cuando estén protegidas para la siguiente estación.

Lo ideal es aclarar de vez en cuando para impedir que se haga invasora y cubra toda la superficie (si es que así se desea).

Se propaga por esporas o división de mata, ya que carecen de órganos florales.

Sin duda esa una planta muy atractiva que funciona como refugio frente a compuestos orgánicos, considerándose como una especie de pocas exigencias.

¿Te gusta?¿La conocías? Si es así cuéntanos más sobre ella para que pueda crecer sana. Ahora que si no, vale la pena tenerla en ese acuario para ver su desarrollo y simplicidad.

Recuerda que al propagarse muy rápido, bien podrías compartir con otro aficionado a las plantas. Seguramente la naturaleza te lo agradecerá ¿No, crees?¿Qué opinas?

Imagen cortesía de: Eran Finkle

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí