Scaevola aemula también conocida como Flor de abanico o escévola, es una planta originaria de Australia y pertenece a la familia de las Goodeniaceae, la cual está compuesta por 12 géneros y alrededor de unas 400 especies.

Scaevola aemula

Te invito a leer: Cuidados de la Flor espuma o Tiarella

Características de la Scaevola aemula

Es un arbusto o subarbusto perenne de una altura considerable entre 25 a 40 cm, de porte rastrero, siendo ideal como tapizante o cubresuelo. Las hojas son simples, dispuestas en forma alterna, carnosas y sin estípulas. Las flores son inflorescencias axilares presentadas en dicasios, muy parecidas a las margaritas, pero de 5 pétalos agrupados en un lado (como si fuese una mano o abanico, de ahí su nombre), de colores que va del blanco, lila o azul. Mientras que los frutos son drupas carnosas. Florece en la primavera y el verano.

Cuidados de la Scaevola aemula

Scaevola aemula planta

Es una especie que se emplea en rocallas y como planta tapizante en lugares de poco tránsito o nulo.

Se puede cultivar muy fácil en climas templados, cálidos y tropicales. Ahora que si se quiere cultivar en climas fríos, deberá estar protegida colocándola en un invernadero o resguardada en casa. Sin embargo, lo ideal es tenerla a pleno sol para que pueda prosperar correctamente.

El mejor suelo es el arenoso y rico en materia orgánica con un buen drenaje, ya que sus raíces son sensibles a la humedad.

El riego debe ser moderado, solamente en el verano. Aunque suele ser resistente a las sequías. Las temperaturas idóneas están por encima de los 5˚C.

En lo que respecta a la poda, solo deberá quitarse aquellas flores marchitas para poder fomentar la producción de la misma para que se encuentre sana y vigorosa.

El abono deberá ser cada 15 días con un fertilizante mineral durante la floración.

Es una especie bastante resistente a las plagas, pero puede llegar a ser susceptible al ataque del pulgón.

Es una planta que se reproduce por medio esquejes en el verano y semillas en la primavera, siendo la más común.

Sin duda es una planta que podría ser la protagonista de ese jardín o espacio verde. Así que tan solo basta con hacerte de un par de semillas para que puedas plantarlas y esperar a que llenen de color en la primavera. Pero si acaso ya cuentas con ella, no dudes en darnos unas cuantas recomendaciones o consejos para que luzca espectacular siempre.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí