El Taxus es un género importante perteneciente a las coníferas, que comprende ocho especies distintas con características tan afines que es posible que se trate únicamente de una especie y que las demás sean variedades. El Tejo siempre ha sido muy difamado porque muchas personas lo asociaban con los jardines de los cementerios rurales. Y es que esto se debe a que hay muy pocas coníferas con una gran rusticidad que se adapten a todas las condiciones, soportando tanto el pleno sol como la sombra.

Taxus

Te recomendamos leer: Verónica, arbusto pequeño de gran floración

El Taxus procede de diversas zonas del hemisferio norte, de América del Norte, de Europa y del este de Asia. Se trata de un árbol resistente y duradero, y pueden encontrarse ejemplares de entre 500 y 600 años en Inglaterra. Cabe destacar que la ingestión de sus hojas por parte de los caballos puede acarrear la muerte fulminante debido a su gran toxicidad.

Gracias a la diversidad de tamaños, formas y coloraciones del Taxus, este seguramente podrá formar parte de cualquier rincón de tu jardín. Incluso, se adapta muy bien al cultivo en macetas.

Cuidados del Taxus durante todo el año

Es una planta resistente que se acomoda perfectamente a cualquier tipo de suelo, aunque prefiere los terrenos profundos y ricos en humus. En ocasiones, se suelen encontrar Tejos en terrenos rocosos. Por otro lado, tolera tanto el pleno sol como la sombra; no obstante, las variedades de follaje amarillento prefieren estar a pleno sol. Toleran muy bien la poda, ya sea ligera o drástica.

Propagación del Taxus

Para la reproducción del Taxus se utilizan las semillas. En el momento de la recolección, durante el verano y en otoño, se encuentran en la madurez y deberán limpiarse para eliminar la envoltura, dado que esto podría fermentar y hacer que las semillas se pierdan. Las semillas deben guardarse estratificadas en arena hasta el momento de la siembra, que debe efectuarse en febrero.

Las bandejas tienen que guardarse y protegerse de los rayos solares; las plantas surgirán en primavera y se mantendrán en el mismo sitio y recipiente hasta la próxima primavera, en que se repicarán o colocarán en macetas. También se utiliza el esqueje, que se obtiene en verano. Después se les aplica hormonas de enraizamiento y se introduce en cama caliente, lo que demorará dos meses en echar raíces.

¿Qué te ha parecido esta información sobre el Taxus? Deja tus comentarios.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí