La verbena es una planta herbácea que puede ser anual, perenne o bienal, según la especie. Pertenece a la familia de las Verbenáceas, la cual es oriunda de las regiones del clima templado de Europa, Australia y América del Norte. Está integrada por unas 250 especies dentro de las que se destacan V. Officinalis, V. brasiliensis, V. hastata, V. bonariensis, V. corymbosa y V. supina.

cuidados-verbena

Características de la Verbena

Esta planta puede llegar a crecer de los 50 cm hasta el metro de altura. Muestra una gran cantidad ramificaciones en la que aparecen las hojas alargadas, ásperas y en disposición opuesta que varía en su forma dependiendo la altura en la que se encuentren. Las inferiores y superiores son un tanto pecioladas, toscamente dentadas. Mientras que las intermedias divididas y lobuladas.

Las flores poseen una forma de tubo y son realmente pequeñas, aparecen en inflorescencias (dicasios) que atraen a las mariposas. Pueden presentarse en varios colores como el rosa pálido, el rojo, el malva, el púrpura y el blanco.

Cuidados de la Verbena

verbena

La verbena es una planta de fácil cultivo que se ubica en borduras, rocallas y bordes mixtos. Incluso puede utilizarse como flor cortada o flor seca.

Requiere de una exposición a pleno sol. Las temperaturas ideales están entre los 15-25˚C, aunque también puede resistir heladas de hasta -10˚C.

En cuanto al suelo solo necesita que este bien drenado, pudiendo prosperar en suelos pobres. El riego debe ser profundo de forma regular con poca cantidad de agua, cabe mencionar que resiste muy bien la sequía.

El abono basta con que sea anual en el otoño con materia orgánica y un fertilizante mineral a principios de verano.

No es necesaria la poda, pero se debe vigilar su autopropagación para que no sea invasora.

Se puede multiplicar a partir de las semillas sembradas en otoño o en la primavera (es conveniente no tener mucho tiempo las semillas antes de plantarlas, pues pierde su efectividad), o bien, por esquejes en cualquier época del año.

Esta planta es resistente a las plagas pero son muy susceptibles a los hongos. Estos aparecen en las raíces por el exceso de humedad. Los más comunes son del género Botryitis, Uncinula y Rhizoctonia. Todos ellos capaces de pudrir las raíces, las hojas y las flores.

Sin duda una planta de bellas flores que puede aportar color al jardín sin requerir de muchos cuidados.

Imágenes cortesía de: pixabay, pixabay,

No hay comentarios

Dejar una respuesta