Viola odorata también conocida como Violeta, Violeta de olor, Violeta de jardín, Violeta silvestre, Violeta de madera o Violeta dulce. Del género Viola y de la familia de las Violaceae, el cual está integrado por más de 500 especies de plantas herbáceas.

Viola odorata

No dejes de leer: Conoce los cuidados del Echium fastuosum, también conocido como Plumero azul

Características de la Viola odorata

Planta perenne de porte rastero que suele medir 15 cm de altura, pero se puede extender hasta los 60 cm como máximo.

Las hojas son acorazonadas muy pecioladas.

Las flores son perfumadas que surgen de largos pedúnculos, de 5 pétalos y de varios colores (violeta, rosa, lila, blanco, azul, etcétera). Florece a finales del invierno y en ocasiones en el otoño.

Cuidados de la Viola odorata

Viola odorata planta

Es una especie que se usa para cubrir zonas de sotobosque o arbustos, para bordillos, macetas u orlas. Incluso se emplea como flor cortada una vez que la flor está abierta.

Precisa de una exposición de semisombra o sombra. Aunque resiste muy bien el frío, las heladas no le resulta buenas.

En cuanto al suelo le va bien los calcáreos, bien drenados y con abundante estiércol o mantillo de hojas.

La plantación debe realizarse a finales del verano o a principios del otoño.

El riego debe ser 2 o 3 veces por semana en el verano e ir minimizando el riego evitando que la tierra seque por completo, ya que no tolera la sequía.

Al ser una planta de fácil cultivo no requiere de abonos especiales. Pero si se le aporta materia orgánica, lo ideal es en el momento de la plantación.

La poda no es necesaria, pero habría que controlar el crecimiento mediante estolones.

Las plagas que pueden atacar a este ejemplar son los pulgones, así como otros insectos. Sin embargo, es muy resistente a plagas y enfermedades.

Se puede multiplicar por medio de división de mata a comienzos del otoño o finales de la primavera. Para ello se puede enraizar los estolones que la planta produce para que se extienda de forma horizontal.

Una vez que ha enraizado, dejar la nueva planta en el lugar definitivo.

Usos

En homeopatía, la flor se emplea para problemas de vértigo, pesadez de cabeza, sensación de debilidad en los músculos de la nuca.

Así como para sanar el pito ensordecedor, aminorar la tensión que se produce en los músculos, ronquera, pesadez en los párpados, tosferina y respiración difícil, solo por mencionar algunos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí