Las suculentas son especies muy resistentes, lo que les permite crecer en entornos áridos y secos. Las más conocidas son el aloe vera y el cactus. Sin embargo, aunque tenga esa cualidad de aguante, si se desea tener en el hogar, habría qué saber cómo cuidar las plantas crasas.

Plantas crasas

No dejes de leer: Importancia de las plantas ¡adentrémonos en sus usos!

Todo sobre el cuidado de las plantas crasas

Las plantas crasas al ser dotadas de tallos, raíces y hojas más gruesas que el resto de las especies, logran conservar sus reservas de líquido e incluso habituarse en ambientes desérticos, por lo que apenas precisan de ciertos cuidados.

Algunas son pubescentes, es decir que al estar cubiertas de pelillos retiene el rocío para que la pérdida por transpiración sea menor.

Por ello, para cultivar crasas en el hogar se requiere de un aporte de un sustrato ligero y permeable, permitiendo que se drene con facilidad.

Pero para poder simplificar la labor, habría que colocar una capa de grava al fondo de la maceta donde se plantará e incorporará agua de río al sustrato.

En cuanto al riego, este deberá realizarse con moderación en el verano y con menor frecuencia en el invierno. En meses fríos podría pasar semanas sin líquido.

Más sobre sus cuidados

Cabe mencionar que un factor importante es esperar que el sustrato seque por completo para volver a regar.

Referente a la iluminación, las crasas requieren estar a la luz directa del sol. Pero si son pequeñas es mejor tenerlas en la sombra e ir de poco exponiéndolas a los rayos del sol.

Son especies fáciles de reproducir. Se puede conseguir con una propagación por esqueje de hoja, de tallos o hijuelos.

En la primavera y el verano se deberá nutrir con abonos minerales. Se puede emplear fertilizantes líquidos para cactus y plantas crasas, o bien, otros igual de efectivos.

Precaución contra las plagas

Tener una planta crasa en el hogar, podría equivaler a ciertos riesgos con el ataque de plagas y enfermedades.

Así que como regla general, es fundamental limpiar cada tiesto reutilizado para minimizar riesgos de contagios de enfermedades de una especie a otra.

Por otra parte, para disminuir el peligro de generar hongos, es necesario fumigar dos veces al año y, con ello, estar atentos al ataque de plagas.

¿Qué te han parecido los cuidados de las plantas crasas?

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta