Si tienes varias plantas con hojas que no son totalmente verdes, sino que presentan manchas blancas o de otros colores, pertenecen al grupo de las plantas variegadas. Estas plantas son muy bonitas y decorativas y, además, como su belleza no depende de las flores, este atractivo puede mantenerse durante todo el año. Continúa leyendo para saber cómo cuidarlas.

plantas variegadas

Quizás también te pueda interesar: Conoce los cuidados de la Aucuba y su modo de propagación

¿Cuáles son las causas de la variegación?

Las plantas variegadas son aquellas que cuentan con partes blancas o de otras tonalidades en sus hojas, debido a que la clorofila no se encuentra presente en toda la hoja. No obstante, no todas las plantas variegadas tienen estos efectos por falta de clorofila, dado que el ciclamen y la begonia, entre otras especies, pueden ser variegadas por efectos reflectantes.

En algunas ocasiones, las plantas variegadas son así debido a un virus, el cual puede causarle la muerte a las plantas, aunque no siempre es así, por lo que algunas pueden convivir con ellas indefinidamente

Necesidades de luz de las especies variegadas

hosta

El mayor atractivo de las plantas variegadas no son sus flores, sino su follaje. Cuanto más intensas sean las líneas o manchas de estas plantas, mayores serán las necesidades de luz. Aunque las plantas variegadas precisan mucha luz, no hay que exponerlas al sol directo, sino más bien a la luz natural, pero indirecta. Sin embargo, hay algunas plantas que sí pueden desarrollarse a pleno sol como, por ejemplo, los crotones.

Si estos reciben poca luz, seguramente las hojas perderán las manchas y el verde cubrirá toda la superficie. Por eso, es fundamental satisfacer sus necesidades lumínicas si lo que quieres es que estas plantas conserven sus características.

Otros cuidados de las plantas variegadas

  • Las plantas variegadas son mucho más sensibles que las plantas de hojas verdes. Por eso suelen ser un blanco fácil para las plagas y las enfermedades. Observa las hojas cuidadosamente para detectar la presencia de insectos y otras causas parasitarias, y atacarlas a tiempo.
  • Aplica plaguicidas preventivos en primavera y recuerda no exponer las plantas a las corrientes de aire para que no se vuelen sus hojas.
  • Añade abonos y fertilizantes sin excederte para no afectar gravemente al ejemplar.
  • Limpia las hojas grandes y lisas con un paño húmedo cada dos o tres semanas para retirar la suciedad y el polvo.

Te recomendamos leer: Cuidados de la Lamium maculatum u Ortiga manchada

¿Qué te han parecido estos consejos para cuidar de las plantas variegadas? Deja tus comentarios.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta