El Anturio es un género de plantas tropicales de origen sudamericano. En la actualidad existen aproximadamente 800 especies, entre ellas plantas herbáceas y perennes. Es habitual encontrarlas en el interior de muchas casas y oficinas, dado que es una planta fácil de mantener y propagar a través de los retoños que surgen en la base de sus tallos. Además, cuenta con flores con forma de corazón que pueden ser amarillas, rosadas, rojas, blancas o anaranjadas.

anthurium-2077795_960_720

Quizás también te pueda interesar: Fertilizantes naturales para las plantas

Clima y luz ideal del Anturio

Como se trata de una planta tropical, el Anturio se desarrolla adecuadamente en sitios donde el clima es húmedo, cálido, y en espacios donde llegue la luz solar de manera filtrada. Su temperatura ideal ronda entre los 23 y 29 °C, por lo que no tolera el frío, sobre todo cuando la temperatura desciende los 18 °C. Mucho frío puede hacer que sus hojas a resequen y se pongan de color marrón o amarillento.

En cuanto a la luz ideal, lo mejor será colocarla en un lugar donde le dé la luz fuerte pero difuminada. Si la cultivas en tu jardín en un recipiente, o dentro de casa, procúrale un lugar cerca de la ventana donde entre la luz, pero que no le den los rayos directos del sol.

Hidratación y terreno

Anturio

Los terrenos húmedos son ideales, pero estos no deberán estar encharcados. El Anturio puede llegar a soportar algunas épocas de sequía, pero no debes dejar que se reseque por largos periodos de tiempo.

Para que el Anturio se mantenga en correctas condiciones, lo mejor será que el sustrato pueda mantener una cierta cantidad de humedad. Por tanto, escoge terrenos que no sean muy arenosos ni tampoco muy arcillosos.

Lo ideal es que este sea poroso y mantenga el buen drenaje. Puedes mezclar perlita, musgo y composta orgánica madura.

Fertilizantes y plagas más habituales

Anturium

Si has utilizado composta orgánica madura no debes fertilizar inmediatamente. Cuando las plantas se encuentren establecidas, puedes incorporar fertilizantes líquidos diluidos cada tres meses. Sigue las instrucciones del producto, pero dilúyelo a la mitad de la potencia aconsejada.

El Anturio tiende a ser atacado por hongos, ácaros y nematodos. Por ello, es importante que le des una ojeada de vez en cuando a las hojas, a las flores y a las raíces.

Cuidar del Anturio es una tarea fácil y estoy segura de que se convertirá en tu planta preferida.

No hay comentarios

Dejar una respuesta