Nandina, Bambú sagrado, Bambú divino – Nandina domestica

Lo primero que hay que decir es que la Nandina, Bambú sagrado, Bambú divino – Nandina domestica – no tiene nada que ver con el Bambú.

Su nombre común viene de su parecido con las hojas lacias del bambú y de la similitud con sus cañas

La Nandina doméstica es un arbusto perenne, aunque puede perder la hoja y sus cañas morir si lo plantamos en sitios donde la temperatura baje de 10º bajo cero, aunque fácilmente se recuperara de nuevo en la primavera siguiente.

Lo que realmente hace especial a esta planta son sus colores durante todo el año. En la primavera las nuevas hojas emergen rojo bronce seguidas por grandes panículas de flores blanco crema al principio del verano. Es un arbusto cuyos coloridos van cambiando durante todas las estaciones.
Una vez pasada la floración, racimos de bayas verdes aparecen, hasta convertirse en unas bayas en su maduración rojo brillante.

Podemos destacar el otoño, donde el follaje vuelve a cambiar con toques rosados y rojizos finalizando el año con las bayas rojas, permaneciendo estas en la planta hasta que los pájaros locales acaban con ellas
La Nandina domestica es un arbusto de crecimiento lento, aunque podría alcanzar los 2.5 metros de altura si se deja por libre y el suelo es adecuado, aunque también es un arbusto muy compacto si se poda abundantemente, haciéndolo muy interesante para entradas de patios, para plantar aislado o bien en grupo.

Por su facilidad y capacidad de regeneración mediante podas, es un arbusto también muy adecuado para setos siempre verdes. También destacamos que es un arbusto interesante para colocar en macetas.

Las flores de las Nandinas son meliferas, y su bayas son un foco de atracción para petirrojos, arrendajos, etc.
Una vez la Nandina esta establecida es una de las plantas más duras y resistentes que podemos encontrar, capaz de adaptarse a multitud de condiciones.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Cultivo de la Nandina domestica.

La Nandina puede se cultivado a semisombra, aunque su colores serán mucho más interesantes si es cultivada a pleno sol con una ligera sombra en las horas más fuertes del día. Quizás sea el viento la variable que tenemos que más tenemos que tener en cuenta a la hora de protegerla.

Sobre el suelo, es mejor plantarla en suelos ácidos con ph de 3.7 a 6.4, manteniendo los suelos húmedos todo el tiempo aunque como hemos destacado una vez la Nandina esta establecida puede soportar épocas de sequía. Sobre el transplante es mejor hacerlo siempre en los meses de invierno.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Poda y propagación de la Nandina domestica

Una poda cuidadosa produce un arbusto más denso, la poda se hará en primavera removiendo ramas rotas y de crecimiento débil a nivel de ras de suelo, puedes quitar 1/3 de las ramas sin ningún problema.
También es posible hacer germinar las semillas de la Nandina domestica aunque su germinación es muy lenta, por lo que es siempre mejor realizar esquejes blandos de los nuevos crecimientos durante la etapa de crecimiento.

Por Carlos Morales
para Garden Center Ejea

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí