Los helechos son ligeramente curvados, ligeros y verdes, que despliegan un gran atractivo romántico que muy pocas plantas de interior pueden llegar a igualar. Estos le confieren a la habitación un aire lujurioso y amable, ya sea agregándole un toque de suavidad a un diseño moderno, o bien, enfatizando un tono informal y relajado. Los helechos crecen en diferentes formas y tamaños, por lo que la gama de elección es muy amplia.

helechos

Quizás también te pueda interesar: Descubre los cuidados de la Platycerium

Los helechos pueden prosperar a la sombra, por lo que son una gran solución para los rincones poco iluminados, donde la gracia y la suavidad de sus líneas pueden darle un toque decorativo a un rincón apagado. Estas plantas son muy fáciles de conservar y la mayoría de las especies prefieren una temperatura de alrededor de 18° C, aunque otras pueden mantenerse a temperaturas más bajas, dependiendo siempre de su procedencia.

¿Cómo cultivar helechos sanos?

Cuando trasplantes los helechos, coloca una buena capa de guijarros o piedras en la parte inferior de la maceta que le permita al agua drenar libremente. Después, añade algún compost preparado a base de turba y mantenlo moderadamente húmedo en todo momento, y riega el helecho con agua templada.

Ten en cuenta que, si el riego es excesivo y el compost queda anegado, las frondes se volverán marrones y caerán, haciendo que la planta muera. Por otro lado, el riego escaso provoca la deshidratación. Si esto llegara a suceder, recorta las frondes dañadas y muertas y mantén el compost mojado y la atmósfera húmeda. Cuida tu planta hasta devolverle la salud.

Culantrillo

culantrillo

El Culantrillo una de las plantas de interior más populares, pero requiere mucha humedad en el aire alrededor de las frondes. Existen diversas variedades de Culantrillo entre las que elegir, desde planta frágiles y pequeñas hasta especímenes grande y arqueados.

Helecho nido de ave

helecho-nido-de-ave

Posee frondes brillantes de color verde manzana, que parten desde un grupo central de hojas amarronadas. Las frondes forman una roseta de hojas arqueadas que pueden llegar a alcanzar una longitud considerable. Generalmente, son más resistentes que la mayoría de los helechos de interior y tolerarán más exposición a la luz.

Cyrtomium

cyrtomium

 

 

De frondes brillantes con hojuelas de aspecto similar al Acebo. Las frondes nuevas poseen una interesante envoltura de color blanco amarronada.

Nefrolepsis

nephrolepis

El helecho Nefrolepsis puede llegar a adquirir gran tamaño. Cultiva esta clase de helecho en una maceta colgante, o bien, sobre un pedestal, donde puedan admirarse sus tupidas frondes arqueadas.

Pellaea

pellaea

Es un precioso helecho pequeño de tallos curvados hacia abajo, delgados y fuertes, que logran mantenerse rectos alrededor de la base de la maceta. Estos tallos dedicados cuentan con hojas pequeñas y casi circulares de color verde oscuro. Es muy fácil de cultivar y no exige muchos cuidados, pero no le agrada demasiado que le quede agua fría sobre sus hojas.

Helecho cuerno de alce

Platycerium

El helecho cuerno de alce es una planta curiosa e inusual de hojas carnosas de color entre gris y verde con aspecto de cuernos de alce. Son plantas de interior resistentes que pueden llegar a tolerar temperaturas bajas, una atmósfera seca e incluso el ocasional olvido el riego.

Te recomendamos leer: Corona de cristo, una flor de peculiar belleza con un sinfín de espinas

¿Qué te ha parecido esta información para aprender a cultivar helechos en casa? Deja tu comentario y ayúdanos a compartir el post las redes sociales.

No hay comentarios

Dejar una respuesta