¿Cómo cultivar las peonías herbáceas?

Dejarse de prejuicios, las peonías son fáciles de cultivar. De hecho, una vez establecidas van a vivir muchos más años que usted, su jardín envejecerá, y su peonia estará cada año más espectacular. Y si de lo que se trata es de cambiarse de casa puede usted llevársela las peonias se prestan fácilmente a esto.

Condiciones de cultivo

Las peonías herbáceas se merecen un lugar destacado en el jardín, pero hay que planificar muy bien su emplazamiento ya que no suelen tolerar los trasplantes. Los climas de inviernos fríos favorecen la floración, aunque hay variedades adaptadas a las características mediterráneas.

• Luz: La insolación es importante: les gusta la luz directa, aunque en regiones calurosas es mejor buscarles una zona de semisombra o incluso de sombra.

• Riego: Con regarlas dos veces por semana tienen suficiente; las especies adaptadas al clima mediterráneo soportan bien la sed. El exceso de agua las perjudica en general y no se debe mojar el follaje.

• Abono: Les viene bien un aporte de abono pobre en nitrógeno al comienzo de la primavera para favorecer la floración.

• Entutorado: Los tallos alcanzan entre 70 y 120 centímetros, de modo que es necesario entutorarlos para que el peso de las flores no los venza.

• Poda: La parte aérea debe cortarse y quemarse cuando se seca, en otoño.

• Flor cortada: Si se van a cortar flores, debe hacerse cuando el capullo acaba de abrirse, dejando al menos tres hojas en cada tallo. Para que la planta no se resienta, no se deben cortar más de la mitad de los capullos.

• Multiplicación: Las peonías pueden reproducirse por división del rizoma, aunque no antes de los tres años de plantado; las partes deberán contener ojos de futuras yemas.

¿Dónde plantar las peonías herbáceas?

Buscar terrenos para las Peonias que nunca se encharquen. Un buen suelo franco con buen drenaje es ideal, pero son igualmente felices en suelos arcillosos, pero recuerda no soportan las asfixias radiculares. Prefieren pleno sol, pero son capaces de tolerar un sitio con sombra ligera, en España sobre todo en el sur quizás es mejor que busques lugares semisombreados, el excesivo calor y la insolación pueden hacerle bastante daño. Pueden necesitar tres años para florecer, pero una vez establecidas pueden vivir cientos de años.

¿Cómo plantar Peonías?

Esto es simple. Cavar un agujero lo suficientemente ancho y la profundidad suficiente para dar cabida a las raíces de la peonía. Coloque la planta en el hoyo y cubrir con tierra suelta y fértil y esperar a que brote.

La regla importante

Las peonías herbáceas – te recuerdo que son aquellas que se secan en invierno – se debe plantar el rizoma con sus yemas a no más de 3 cm por debajo de la superficie del suelo. Si se plantan a una profundidad incorrecta pueden producirse errores en florecer o por lo menos tardar años en dar flor.

Claves de la plantación

1.- Hasta que no estén en flor, las peonías herbáceas se pueden plantar, aunque la mejor época para hacerlo es el otoño, cuando el rizoma ha perdido los tallos y hojas y se halla en reposo.

2.- Hay que elegir con cuidado la ubicación; cada año que pasa, el rizoma se adentra más profundamente en el suelo y puede sufrir daños en el trasplante. Si está en una maceta exigirá un cambio a una mayor cada dos o tres años.

3.- Prefieren los suelos pesados y fértiles, aunque suficientemente porosos para garantizar un buen drenaje. El exceso de agua puede propiciar el ataque de hongos. El pH ideal es 6.0-7.0.

4.- Las peonías deben plantarse a una distancia suficiente de otras plantas para asegurarles una buena circulación de aire.

5.- Se debe cavar un hoyo de 40 centímetros de lado y 70 de profundidad, colocar en el fondo una capa de guijarros para favorecer el drenaje y encima una capa de abono orgánico.

6.- Conviene cubrir el abono con un poco de tierra y colocar el rizoma en el centro del hoyo de modo que los ojos de las yemas queden a 2 centímetros de la superficie. Si se entierra demasiado profundo el riesgo es que no produzca flores.

7.- Por último, hay que rellenar el hoyo con la tierra excavada, apisonar con firmeza y regar abundantemente.

Una vez arraigada, la planta es muy resistente y alcanza una longevidad extraordinaria. Cada año el número de flores aumenta y también la duración de la floración. El sol, el control del exceso de humedad y la limpieza del jardín y de la propia planta les procurarán buena salud.

El cuidado de peonías

Sólo abone las peonías de vez en cuando, tal vez cada tres años. Al ser plantas con raíces profundas y lentas para multiplicarse tienen la capacidad de buscar alimentos en todo tipo de suelos. Un lecho de estiércol bien descompuesto o compost, se puede aplicar a finales de otoño o en primavera si así lo desea.

Pero asegúrese de que no se coloca sobre la planta, ya que puede quemar sus yemas y nuevos brotes y por lo tanto pudrirse a medida que empiezan a salir. Uno de los mejores fertilizantes a utilizar es harina de hueso, pero cualquier buen fertilizante en general está muy bien.

Trasplantar peonías

Hay bastante literatura que atiende este tema, algunos dicen que es mejor no moverlas o que es complicado su trasplante, nosotros hemos trasplantado peonias y si no se dividen, no se suele tener problemas. Si una planta se ha vuelto demasiado grande, y necesita ser dividida, asegúrate de que los rizomas trasplantados tienen al menos 3 yemas movidas (brotes de las hojas).

5 temas a conocer en los cuidados de las Peonias

La paciencia es una virtud, aquí más que nunca

Las peonías son plantas de larga vida que pueden prosperar durante un siglo o más. Cuando maduran, alcanzan una altura de 1 metro, pero pueden llegar a tener hasta 50 flores cada año. Pero necesitamos tiempo y paciencia para una peonia se establezca y se consolide Si fuéramos capaces de desenterrar una peonia ya adulta, observaríamos que su cepellón es enorme de 0,9 cm de anchura y con un peso de 40 kg. Esta estructura necesitamos para que en el crecimiento de un año la peonia desarrolle todo su potencial y nos produzca esas ramas llenas de flores tan grandes como una pelota de fútbol.

El sistema de raíces de una peonía es diferente del sistema de la raíz de la mayoría de otras plantas perennes. Podemos decir que las peonías tienen dos tipos de raíces diferenciadas. Unas pequeñas raíces fibradas que absorben agua y nutrientes, y unas raíces tuberosas gruesas como un dedo. Las llamamos raíces, pero son tallos subterráneos y a sus yemas las denominamos “ojos”, que son los hacen brotar nuevos tallos.

Las peonías se propagan generalmente en el otoño. Esto implica cortar las raíces nudosas en piezas que contienen uno o más “ojos”. En la primavera, los ojos se hinchan, enrojecen, y, finalmente, brotan en tallos.

Una peonía recién plantada por lo general necesita al menos dos estaciones de crecimiento hasta que desarrolla un sistema de raíces fuertes. Durante este tiempo, la planta puede o no producir flores. Pero una vez que hay un cepellón sustancial y de un tamaño considerable, la producción de flores es ya imparable año tras año.

Aquí tenemos las principales notas que tenemos que tener en cuenta para conseguir la floración de estas tan inigualables plantas.

No plantar las raíces demasiado profundas

Debido a que algunas de las raíces de una peonía son en realidad tallos subterráneos, es importante no plantar demasiado profundamente, es de sentido común. No deben de cubrir los tallos subterraneos más de 2 cm. Si la plantamos muy profunda, conseguiremos una planta vigorosa pero muy pocas flores hasta que la propia planta generes sus propios tallos subterraneos.

Durante el primer año, el suelo se ira asentando gradualmente alrededor de las raíces recién plantados. Si las raíces están más profundas de lo recomendado, cavaremos y las levantaremos con cuidado para que estén en el nivel correcto.

Fomentar la buena circulación de aire

Las peonías son plantas resistentes con pocos enemigos naturales. Pero una enfermedad a la que son muy susceptibles es la botrytis. También conocido como el moho gris, esta enfermedad micótica rara vez mata, pero puede desfigurar el follaje, reducir el número de flores y debilitar gradualmente la planta. Los signos de la botrytis incluyen brotes secos, negrura en las hojas y que los brotes jóvenes se pudren a nivel del suelo ennegrecido. Con el tiempo, estas zonas ennegrecidas se ablandan y se cubren con el moho gris.

La Botrytis es por desgracia muy común, sobre todo en climas fríos y húmedos. La prevención es la mejor manera de evitar el problema. Siempre plantar las peonías a pleno sol y asegurarse de que no se tapan por arbustos perennes u otras plantas más vigorosas. Busquemos un sitio que este bien aireado y ausencia completa de encharcamientos. La botrytis no es difícil de combatir con fungicidas a base de cobre.

En los años en la botrytis haya sido un problema, cortaremos y destruiremos todos los tejidos afectados antes de las esporas de moho pueden propagar la enfermedad.

Saber cuando y cómo cortar las flores

Una vez que las plantas de peonias están maduras, podemos cortar tantos tallos como se desee, no obstante es mejor que durante los primeros años, cortemos los mínimos posibles para dejar que la plantas y sus tallos subterráneos se desarrollen y creen la mayor cantidad de follaje como sea posible. Esto les dará una mayor cantidad de energía para hacer crecer su sistema radicular.

Cuando terminan las plantas en flor, tijeras de uso o tijeras de podar afiladas para cortar las flores muertas. Trate de hacer esto antes de que la forma de las vainas de semillas. Retire la flor, así como alrededor de 6” de la madre. Esto permitirá que el resto del follaje para ocultar deriva el corte.

Dejaremos que el follaje crezca hasta finales del otoño. Una vez que las hojas estén amarillas, las cortaremos a ras de suelo. Recogeremos y retiraremos el follaje de corte para minimizar futuros problemas de enfermedades.

Buscar apoyos para los tallos

Las flores de peonías dobles y semi-dobles son a menudo demasiado pesadas para sus tallos, especialmente cuando llueve y las flores están húmedas. Proporcionar apoyo adicional ayudará a mantener sus peonías de pie.

La mejor opción son los anillos de peonía de metal, que es un anillo de metal 20-30 cm de diámetro. También podemos hacer una jaula hecha de alambre de refuerzo de para proporcionar soporte, los alambres desaparecen enseguida entre los tallos. De madera o bambú enrejado pueden ser otras opciones, entre ellas podemos tejer con hilo una estructura para sujetar los tallos con las flores.

Problemas con nuestras Peonias

El problema más común es Botritys, un hongo que tiende a aumentar cuando el tiempo es húmedo. Se puede encontrar en la base del tallo o en la yema, que se convierten en marrón y algo mohosos. Si esto sucede, eliminar el follaje infectado y rociar la planta con fungicida.

La falta de flor

Hay tres razones por las peonías fallan en flor.

1. Se han plantado demasiado profundamente. Levantar la planta en otoño y volver a sembrar con las yemas de no más de un centímetro por debajo de la superficie del suelo.

2. La planta está demasiado seca durante la estación de crecimiento en primavera. Esto puede reconocerse cuando los brotes no pueden hincharse y se encuentran dormidos

3. La planta está creciendo en un lugar con mucha sombra.

Manchas en las hojas

A veces nos preguntamos por qué aparecen manchas en las hojas de peonías. Esto tiende a ocurrir en el verano justo antes de que la planta comience  a entrar en su estado latente. El follaje de algunas variedades de peonías herbáceas empieza a cambiar de color a finales de agosto. No hay necesidad de preocuparse por esto.

Las hormigas

Otra pregunta que a menudo se plantea es cómo deshacerse de las hormigas que aparecen en los brotes. La respuesta es que no hay necesidad. Las hormigas no hacen ningún daño. Aparecen con el brote de la flor, se alimentan de la sustancia azucarada que emana de la yema. Las hormigas pueden incluso ayudar a la yema de abrir correctamente. Tan pronto como los brotes se abren las hormigas desaparecerán. Si estamos cortando flores para llevar en el interior y querernos asegurarnos de que ninguna hormiga entre en el hogar, agitaremos un poco los tallos y solucionado.

Comprar Peonías herbáceas
Peonías herbáceas

Historia de las Peonías herbáceas

Peonías, peonia, paeonia, peonias de jardín

Por sus sedosas y bellas corolas, la delicadeza de sus pétalos y la variedad de cultivares, estas refinadas flores originarias de Asia no tienen rivales en los jardines. Según la cantidad, disposición y forma de los pétalos y órganos sexuales, las peonías herbáceas pueden ser de siete tipos distintos. Además, son plantas resistentes y fáciles de cuidar.

Hace al menos 1.500 años que los jardineros chinos cultivan peonías. Llegaron a estar protegidas por decretos imperiales, y la dinastía Qing la nombró flor nacional de China en 1903. Hoy no tiene ese estatus, pero se la sigue considerando símbolo de la belleza femenina por sus preciosas flores de sedosos pétalos. La ciudad de Luoyang es la capital de los mejores cultivadores y sede de numerosas exhibiciones. El Pabellón de las Peonías, una monumental ópera china del siglo XVI que se representaba durante tres días, refleja su importancia en la cultura y las artes decorativas del gigante asiático.

Desde China, las peonías, tanto en su versión herbácea (Paeonia lactiflora) como arbustiva (Paeonia suffruticosa y Paeonia lutea),saltaron a Japón, y después se extendieron por Europa y América (también es la flor emblemática del estado de Indiana).

Gracias a los siglos de cultivo de las peonías se ha conseguido una amplia variedad cromática, con diferentes grados de blancos, rosas, rojos y amarillos, ocres y anaranjados.

A partir, especialmente, de la Paeonia lactiflora, los siglos de cultivo han conseguido una amplia variedad cromática con diferentes grados de blancos, rosas, rojos y amarillos, ocres y anaranjados. Por esta coincidencia en los tonos, el perfume de algunas variedades y sus generosas corolas, los navegantes holandeses del siglo XVII las describieron como grandes rosas sin espinas. Gracias a tan privilegiada naturaleza se usan en los jardines y como flor cortada.

Florecen de mayo a junio; las rojas son las más precoces y las dobles, las más tardías. El follaje aporta un bello efecto decorativo gracias a sus hojas enteras o divididas en foliolos, de un color verde claro u oscuro, que en algunos cultivares vira a un rojo brillante en otoño (‘Louis van Houtte’).

Al llegar los fríos, los tallos se secan, pero el rizoma permanece en reposo bajo tierra hasta febrero, mes en que empieza a emitir unos tallos rojizos, incluso entre la nieve.

peony

Si

Quieres probar con ellas, tenemos unas cuantas variedades, pincha aquí.

4 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí