La papaya es una de esas frutas que pueden transportarte a una isla paradisíaca con cada mordisco. Se trata de una fruta sabrosa, carnosa y dulce. Además, cultivar papaya es muy fácil y crece muy rápido, por lo que al año de haber plantado el árbol, este debería dar frutos. Por su forma espigada se cree que no ocupa demasiado espacio y, cada árbol suele dar tantos frutos que seguramente no tengas tiempo de probarlos todos, por lo que puedes repartirlos a tus amigos y familiares.

papaya

Quizás también te pueda interesar: El cultivo de la endivia en casa

Su nombre botánico es Carica papaya y se trata de un árbol de origen centroamericano. También suele ser conocido como melón de palo, lechosa, papayo y fruta bomba. Es muy rica en vitaminas antioxidantes como la C y minerales como el potasio. Su forma se asemeja a la de una palmera, dado que cuenta con todas sus hojas en la parte superior del tronco y es ahí arriba donde nacen los frutos unos encima de otros.

El árbol de la papaya muere después de cinco o seis años, por lo que se aconseja realizar una siembra nueva cada año para sustituir a los que estén terminando su ciclo.

¿Cuál es el clima ideal para cultivar papaya?

papaya2

Como se trata de una planta tropical, es importante que entiendas que le gusta el sol, los climas cálidos y la humedad. Como cuenta con un tallo y raíces blandas, no es una planta que tolere muy bien las heladas. También puede desarrollarse bien bajo la sombra, aunque quizás no de muchos frutos, o bien, estos no sean nada jugosos.

Terreno y riego

El árbol de la papaya no es demasiado exigente en cuanto al terreno, por lo que lo mejor que puedes hacer es proveerle uno fértil y enmendarlo con composta orgánica. También lo puedes mezclar con humus de lombrices de tierra.

Por otra parte, procura que sea suelto, profundo y bien drenado y que no cree encharcamientos. Para la papaya, la humedad es sumamente importante, por lo que el terreno debe mantenerse ligeramente húmedo sobre todo durante los primeros meses de crecimiento. Una vez que el árbol sea adulto, podrá aguantar algunas sequías.

Cuando se encuentre bien establecida, podrás regarla de manera profunda cada 15 días. Si el terreno es bueno y contiene material orgánico, este te ayudará a mantener la humedad hasta el próximo riego.

Propagación de la papaya y cultivo casero

papaya1

Este árbol frutal puede propagarse a través de semillas o esquejes, pero como la germinación de las semillas es bastante rápida, suele emplearse más bien este método. Se pueden plantar varias semillas según salen de la planta, o bien, puedes ponerlas secar y sacarlas cuando ya te encuentres listo para hacerlo. Si vas a secarlas, te aconsejo envolverlas con una servilleta de papel y guardarlas en un lugar seco.

Entierra las semillas en un recipiente con tierra o directamente en el suelo y cuando comiencen a nacer las plantas, remueve aquellas que sean demasiado pequeñas y débiles y deja solamente las más fuertes, dejando un espacio considerable entre cada una de ellas. Después riega y si has plantado la papaya macetas, trasplanta un sitio definitivo cuando posean al menos un pie de altura. No las fertilices durante los primeros meses.

Como podrás ver, cultivar papaya en casa es bastante fácil, pero debes tener en cuenta que existen diversos tipos de papaya, así que tendrás que escoger el adecuado para la zona de clima en la que vives.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta