Las zanahorias son una raíz comestible sumamente nutritiva y medicinal. Aporta una gran cantidad de antioxidantes, fibra, minerales y vitaminas. Su color anaranjado se debe a unos pigmentos denominados betacarotenos que son unos potentes antioxidantes, que en el hígado se transforman en vitamina A, la cual ayuda a proteger la piel, entre otras cosas. Cultivar zanahorias en casa es posible y aquí te decimos cómo hacerlo.

Cultivar zanahorias

Quizás tambiñen te pueda interesar: Cultivo de la espinaca, hortaliza repleta de nutrientes

¿Cómo cultivar zanahorias en el huerto de tu casa?

A las zanahorias les encantan los espacios de tierra profundos, ricos en fósforo y potasio. Con compost pueden suplirse estos nutrientes, pero es preciso hacer la mezcla de la tierra al menos unos 6 meses antes de sembrar las semillas. El pH perfecto para cultivar zanahorias es de 6.

Para que las semillas de la zanahoria germinen bien, es importante brindarles humedad. Por tal motivo, dos días antes de plantarlas hay que colocarlas entre dos papeles húmedos. Después, haz un surco en la tierra de aproximadamente un centímetro de profundidad y deposita 5 semillas cada 2.5cm. Tapa con la tierra que has sacado y cuando surjan las plantas, deja una zanahoria por cada 2.5cm y remueve las sobrantes.

Cuando las plantas crezcan, repite la operación pero deja 8cm de distancia por cada planta de zanahoria.

Riego, exposición al sol y consejos

Zanahorias

Deja las zanahorias en un lugar que le llegue el sol durante todo el día y mantén la tierra donde crecen siempre húmeda. Ten en cuenta que el agua debe penetrar profundamente, dado que el riego superficial no sirve demasiado.

La zanahoria cuenta con una vida de dos años, por lo que en el primero almacena la energía que precisa para poder dar flores y semillas en el año siguiente. En el primer año tendrás que consumirla y si deseas sacar semillas de la planta, entonces tendrás que esperar al segundo año.

Cabe destacar que puedes consumir zanahorias durante el primer año en cualquier momento, aunque estén pequeñas o grandes, pues en todas sus etapas es deliciosa. No obstante, es importante que tengas mucho cuidado a la hora de cosecharla, pues si alguna se daña no tendrás que guardarla con las otras.

Sácalas con las manos y si la tierra estuviera demasiado apretada, ayúdate con una pala.

Te recomendamos leer: Recomendaciones para el cultivo del garbanzo

Beneficios de comer zanahorias

¿Te ha sido útil este post sobre cómo cultivar zanahorias? Deja tus comentarios.

No hay comentarios

Dejar una respuesta