El aguacate (Persea americana) esa una especie arbórea, el cual es originario de México y Centroamérica perteneciente a la familia de las lauráceas. Un fruto de sabor único y gran valor con más de 80 variedades. Dentro nutrientes se destaca la vitamina E, A, C, D, B y K, Omega-3, potasio, fibra y ácido fólico.

Cultivo aguacate

Si bien los árboles de aguacate nacen del hueso del fruto, quizás podrían demorar algún tiempo para poder producir sus frutos. Pero bien valdría la pena dejarles a los hijos tan bella herencia.

Cómo cultivar el aguacate

Cultivar aguacate

  1. Obtener el hueso del fruto. Sacar el hueso del aguacate, lavar para quitar el excedente de pulpa que haya quedado.
  1. Suspender el hueso en agua. No se debe plantar los huesos directamente a la tierra. Más bien hacer que germinen en agua hasta que sus raíces estén bien desarrolladas. Para ello es necesario introducir tres mondadientes (palillos de dientes) a los lados del hueso de manera que sirvan de apoyo en el recipiente que se va a colocar. Llenar el frasco con agua hasta que la parte inferior del hueso quede cubierto.
  1. Colocar en las condiciones correctas. Poner el recipiente cerca de una ventana donde reciba luz solar ocasionalmente (pero no de forma directa). Es básico checar constantemente la planta y agregarle agua si así lo amerita, solo hasta el nivel en que se agregó la primera vez. Al cabo de mes y medio se podrán observar algunas raíces en la parte inferior del hueso y un tallo pequeño en la parte superior.

Aguacate

  1. Podar: a medida que las raíces y el tallo empiecen a crecer se debe monitorear el progreso y cambiar el agua. Cuando el tallo alcance los 15 cm de altura es preciso podar, ya que esto va a generar el desarrollo de más raíces y el tallo se convertirá en un árbol.
  1. Plantar el hueso: después de su primer poda con las raíces más fuertes y gruesas finalmente se debe transplantar a una maceta. Así que es necesario quitar los mondadientes y poner el hueso en la tierra (sin enterrar por completo el hueso, sino las raíces) rica en materia orgánica y con un buen drenaje. El riego debe ser frecuente.

Si bien el aguacate puede cultivarse muy fácil en maceta, también se debe tener en cuenta que para obtener una floración y su fructificación debe ser injertado para poder obtener resultados óptimos.

Imágenes cortesía de: ornamentalis, upsocl, pixabay,

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta