Chelidonium majus también conocido como Celidonia, Golondrinera o Hierba verrugosa. Es una especie que pertenece a la familia de las Papaveráceas, de la misma familia que las amapolas. Es originaria del Centro, Norte de Europa y la región del Cáucaso.

Chelidonium majus planta

No dejes de leer: Pasos básicos para el cuidado de las surfinias

Características del Chelidonium majus

Planta herbácea, perenne o bianual que puede llegar a medir de 30 a 100 cm de alto. El tallo es erecto, rizomático, bifurcado y con nudos engrosados. En la base del mismo tiene vellosidad. Las hojas son alternas, compuestas de color verde limbo y el envés en tono glauco, profundamente pinnatatisectas, de márgenes dentados. Las hojas superiores son sésiles y las basales cuentan con pecíolo. Las flores son papaveráceas, pediceladas, actinoformas, con dos sépalos caducos y cuatro pétalos en forma de cruz, de color amarillo. Florece entre mayo y octubre. El fruto es una cápsula silicua, delgada, cilíndrica y cuyo interior se reservan numerosas semillas.

Cultivo del Chelidonium majus

Chelidonium majus

Planta que le van bien los climas fríos y húmedos. Es resistente a las heladas, siendo capaz de tolerar hasta los -15˚C.

Prefiere sitios frescos y sombríos, por lo que lo ideal sería plantar en sombra o media sombra. Aunque pudiera crecer en lugares secos y soleados, pero el desarrollo sería lento.

El suelo deberá ser húmedo o moderadamente seco, con un óptimo drenaje para evitar encharcamientos. La tierra deberá ser calcárea rica en materia orgánica.

El riego debe ser moderado para no ahogar la planta.

Se puede multiplicar por medio de semillas, o bien, mediante división de matas. Si es por semillas, estas deberán estar en un semillero, en cama caliente en los meses de febrero a marzo. Trasplantar en abril. Ahora que si es por reproducción de matas, habría que trasplantar un trozo de mata de una planta adulta (de 3 años o más). En el otoño se divide la mata, desde el rizoma. Se desentierra la planta y divide en rizomas.

Usos

La cosecha se lleva a cabo durante la floración, que es cuando posee los mejores componentes medicinales. Las hojas se cosechan en la mañana con una cantidad significativa de alcaloides. Se aprovecha la flor, las hojas y el tallo. De la flor se elabora una crema para los callos. De las hojas y los tallos se usan como decocción para tratar distintas dolencias como gingivitis, verrugas y herpes. Sin embargo, no se puede consumir la planta de forma prolongada, ya que podría causar irritación en las mucosas. Así como tampoco ingerirla por niños, mujeres embarazas ni en período de lactancia.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta