El comino (Cuminum cyminum) es una planta anual, la cual pertenece a la familia de las Apiáceas, del grupo de las herbáceas, que anteriormente se conocía como umbelíferas. Es originaria de la cuenca del Mediterráneo y difundida en toda América.

Cultivo comino

Quizás también te puede interesar: Cultivando hierbas aromáticas

Características del comino

Es una planta de tallo ramificado en la base, erecto y de una altura de entre 20 a 50 cm. Las hojas son pecioladas, lampiñas, alternas y divididas en segmentos filiformes. La inflorescencia en umbela terminal. La umbela es una estructura en forma de paraguas invertida, los pedúnculos florales se unen en el tallo. Las flores son hermafroditas, diminutas, de color banco o rosado. El fruto es diaquenio, de color pardo, de forma oval y con pubescencia.

Cultivo del comino

El comino crece en climas cálidos y templados, con una gran exposición al sol. Factor importante para asegurar un óptimo desarrollo de la planta. Además, es capaz de tolerar temperaturas bajo cero y heladas.

Suele crecer sin problemas en suelos calizos, de un pH básico. Aunque puede desarrollarse sin problemas en suelos arenosos, francos o arcillosos. Pero siempre y cuando tenga un buen drenaje y sean fértiles.

Es una planta que soporta riegos espaciados y poco abundantes. Sin embargo, habría que hacer hincapié que los riegos en el verano deben considerarse para que el comino crezca adecuadamente.

El abono no es nada exigente, pero es mejor hacerlo al inicio de la plantación. Este debe ser con una base de turba o estiércol previamente mezclado con tierra y bien descompuesto.

Comino

La reproducción es por medio de semillas. Para ello se deben plantar las semillas en la primavera, en el mes de abril, libre de heladas y enterrándolas a 1 cm de profundidad. La recolección se puede realizar en los meses después del verano.

Es una planta muy olorosa que atrae a fauna al jardín. Gracias a su riqueza en fécula puede ser atacada por insectos como los pulgones y los ácaros.

El almacenamiento debe ser secado al sol, sin humedad durante 3 días. Cribar las umbelas secas, pedúnculos y frutos.

Propiedades del comino

El comino tiene un sabor intenso, una mezcla entre amargo y dulce y, con una cantidad considerable de aceites esenciales que trae consigo un gran número de propiedades. Dentro de las que se destacan la se der ser sedante, carminativo (expulsión de gases), diurético, antihelmíntico, hipogluceminate (antidiabético) y galactogénico (estimula la producción de la leche materna).

No hay comentarios

Dejar una respuesta